Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Cuáles son los beneficios de la cinta de correr?

Salir a correr, como hemos comentado en muchas ocasiones, es un ejercicio muy beneficioso para el organismo, y que tiene múltiples posibilidades en lo que al tipo de trabajo a realizar se refiere. Controlando intensidad y tiempo, puede suponer tanto una actividad aeróbica como anaeróbica, y podemos adaptarla fácilmente a una gran variedad de objetivos. Sin embargo, especialmente en invierno, no es raro que se haga demasiado duro salir a correr debido a las bajas temperaturas, por lo que disponer de una cinta de correr puede facilitarnos la tarea.

correr cinta

Salir a correr por el exterior puede ser muy gratificante, y te permite ver diferentes paisajes de forma que la actividad no se haga excesivamente monótona. Hay gente que lo prefiere así sean cuales sean las condiciones del exterior, pero es posible que, ya sea por el clima o por otro tipo de factores, una cinta de correr pueda ser la solución ideal. Las cintas de correr están en casi todos los gimnasios, y también pueden ser adquiridas para tenerlas en nuestra propia casa, proporcionando una forma de entrenamiento manteniéndonos resguardados bajo techo, tanto del frío como del calor excesivo o del viento.

Controlando nuestro entrenamiento

Al margen de este hecho, las cintas de correr suelen aportar otro tipo de beneficio complementario, que nos permitirá controlar en mayor medida el entrenamiento, y también limitará el impacto del cuerpo sobre la superficie en que se corre. Normalmente, las cintas de correr miden tiempo, distancia, velocidad y calorías quemadas. Muchas también incorporan un sistema para medir las pulsaciones (con un pulsómetro), lo cual nos facilitará el conocer el nivel de esfuerzo al que estamos sometiendo nuestro corazón, si el ejercicio es aeróbico o anaeróbico, y en definitiva nos permitirá controlar mejor el estado de nuestro cuerpo mientras corremos.

hombre cinta

También suelen tener, según lo completas que sean, programas de entrenamiento establecidos. Con ellos, evitaremos la monotonía en el ejercicio, y los cambios de ritmo e incluso inclinación de la superficie sobre la que corremos nos servirán para maximizar los beneficios obtenidos, pudiendo entrenar además a intervalos, haciendo la máquina la distribución de los esfuerzos. La superficie de apoyo de la cinta es adecuada para correr, reduciendo el impacto (que puede llegar a ser perjudicial para las articulaciones), y minimizando el riesgo de lesiones por esta causa.

Podemos decir que correr en cinta es un entrenamiento más completo que la bicicleta estática, por ejemplo, ya que las necesidades energéticas para realizarlo son mucho mayores. Esto hace que sea más eficiente correr, necesitando aproximadamente seis kilómetros en bicicleta estática para que pueda equipararse a uno de correr en cinta. En definitiva, supone un ejercicio muy completo, realizable en cualquier momento, llueva o nieve, y muy controlable, por lo que es bueno tenerlo en cuenta.

Última actualización: 10 de December, 2013

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo