Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

media maraton

Es complicado iniciarse de una forma más seria en cualquier deporte. Sin embargo, en actividades de grupo, es probable que haya ayuda entre compañeros, consejos que te ayudan a mejorar. En cambio, suele ser más complicado cuando hablamos de salir a correr, y aún más al dar el salto al atletismo, o para preparar ciertas competiciones que, sin necesidad de llegar a ser profesionales, requieren unos hábitos adecuados y enfocados a afrontarlas. Como deportistas en gran medida autodidactas, leer algunos consejos puede favorecer las probabilidades de terminar una carrera satisfactoriamente para un corredor de fondo.

Cómo llegar a la meta

Cuando nos preparamos para competiciones o carreras de larga distancia, necesitamos tener una condición física adecuada, pero también una disciplina y fuerza mental suficiente para afrontar los muchos y duros kilómetros que nos esperan. Físicamente, para ser corredor de fondo no es tan importante un nivel previo alto como el hecho de tener una gran constancia y capacidad de trabajo. El ejercicio continuado y estructurado nos convertirá en mejores atletas de lo que podíamos pensar.

medio maratón

En primer lugar, debemos entrenar con ropa adecuada y cómoda, que nos permita la actividad física durante largos periodos de tiempo sin molestias. Existen prendas específicas para corredores de larga distancia, aunque quizá lo más determinante sea el calzado. En este sentido, existen varias alternativas, como zapatillas convencionales, calzado minimalista o incluso la alternativa de correr descalzo. No hay evidencias científicas que demuestren que unas alternativas son mejores que otras, por lo que puede ser conveniente experimentar (con conocimiento) en este sentido, ya que se trata de un tema de sensaciones. Lo que sí está claro que unas zapatillas inadecuadas, por ejemplo, pueden causarnos lesiones serias, por lo que debemos elegirlas con cuidado.

La alimentación debe basarse en los hidratos de carbono en gran medida, ya que proporcionan energía para los grandes desgastes que se producirán durante este tipo de ejercicio, siendo un componente vital tanto para los entrenamientos como para el rendimiento durante la propia competición. Son adecuados el arroz, la pasta, las patatas o los cereales integrales. En general, es preferible que se trate de hidratos de absorción lenta, ya que nuestro cuerpo dispone de ellos como energía durante más tiempo. La hidratación antes, durante y después del ejercicio también es un elemento vital. Debemos conocer la pérdida de agua en el entrenamiento, y reponerla a lo largo del mismo. Es fácil saberlo pesándose antes y después del ejercicio, sabiendo así aproximadamente lo que perdemos, y por tanto lo que debemos consumir.

Entrenar con regularidad

El entrenamiento del corredor de fondo debe tener, como he dicho, una constancia muy grande. Son necesarios cuatro o cinco días de actividad, que nos permitirán una gran progresión, aunque son igualmente importantes los días de descanso. El descanso permitirá al cuerpo reponerse del ejercicio intenso, aunque se pueden llevar a cabo actividades complementarias más suaves, como andar.

Lo ideal es entrenar la carrera continua suave, durante un mínimo de 45 minutos cada día de entrenamiento. Esto potenciará la resistencia, como ejercicio aeróbico a base de esfuerzos suaves o moderados que es. No es recomendable entrenar cada día como si fuera el día de competición, pues el cuerpo no podría reponerse a un esfuerzo tan grande casi diario, lo que impediría la progresión. Este sobreesfuerzo debe reservarse para el día de carrera, en el que igualmente debemos entender nuestros límites. Si no nos encontramos bien, o sentimos molestias de algún tipo, tampoco debemos desanimarnos, con más entrenamiento conseguiremos mejores resultados en la siguiente carrera. En caso de tratarse de simple cansancio, es importante siempre intentar ir un poco más allá y superarnos a nosotros mismos.

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo