El Mito de la Semana, parar de golpe la actividad física es malo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Gente en las cintas de gimnasio

El mito de esta semana va referido a todas aquellas personas que practican deporte, se entrenan diariamente o de vez en cuanto, y por alguna razón, dejan de ejercitarse de la noche a la mañana. Y lo que es peor, paran en seco sus ejercicios, algo de lo que el cuerpo se aquejará de inmediato. Para en seco cualquier actividad física, sobre todo si es de alta intensidad, no nos vendrá nada bien.

Cuando somos principiantes tenemos altibajos en nuestra actividad física semanal. Momentos en los que sufriremos las típicas pájaras o bajones físicos y con lo que estaremos casi obligados a parar nuestra actividad. Sin embargo nunca deberemos hacerlo de golpe. Dejar una actividad es un proceso lento que debe hacerse de manera gradual.

Si todo ejercicio físico tiene por obligado realizar una entrada en calor o calentamiento, también le deberemos una vuelta a la calma. Esta última parte es tan importante si cabe que la primera. Podremos llegar a un estado, durante la parte principal del ejercicio, en la que lleguemos a agobiarnos y queramos parar de golpe, sin embargo no es recomendable a no ser que suframos algún desfallecimiento o mareo repentino.

Con esta vuelta gradual a la calma o esta ‘salida de calor’ nuestro cuerpo se verá beneficiado en varios sentidos:

  • Mejorará la flexibilidad de las zonas que hayamos trabajado y estirado finalmente.

  • Con esta flexibilidad nuestras articulaciones serán menos propensas a sufrir lesiones fortuitas.

  • Nuestros músculos tendrán una mayor fuerza de tensión y nuestros ligamentos y músculos serán más elásticos.

  • Mejorará la fuerza de todos los músculos que relajemos tranquilamente. Estará mejor descansados.

  • Si tenemos alguna lesión deportiva, su rehabilitación será menos duradera.

Así que ya sabéis qué hacer a la hora de terminar una actividad, que no sea de golpe. Trabajar durante cerca de 10 minutos la vuelta a la calma cada vez que terminemos nuestros entrenamientos, con estiramientos fundamentales de los grupos musculares trabajados ese día. Además nuestro cuerpo nos lo pedirá y ya no podréis faltar sin esa vuelta a la calma que es tan necesaria.

Archivado en Descansar, Mitos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion