Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

La respiración durante el entrenamiento también es importante

respiracion

Hay muchísimos factores que influyen a la hora de realizar correctamente un ejercicio, de manera que consigamos sacarle el máximo provecho posible.

Desde la técnica al descanso, los distintos elementos que afectan al entrenamiento son los que van determinando nuestro rendimiento y avance, pero una de las partes que a menudo no se tiene en suficiente consideración es la respiración.

Te contamos cómo puede afectar en el deporte, desde el levantamiento de pesas al ejercicio aeróbico.

Durante el entrenamiento, debemos adaptar la respiración según el tipo de esfuerzo, que en cualquier caso generalmente será diferente al ritmo de respiración habitual.

En primer lugar, en los estiramientos inspiramos por la boca, y podemos espirar bien por la boca o por la nariz. En este caso, la entrada de aire será relativamente rápida, y la salida más calmada para relajar la musculatura.

En la actividad deportiva

Cuando hablamos de una actividad aeróbica, que constituye un ejercicio de intensidad baja o moderada, de una forma continua y que se prolonga en el tiempo, debe mantenerse una respiración combinada entre intercostal y diafragmática.

Con esto, la nariz debe utilizarse siempre que sea suficiente para inspirar, ya que de esta forma el aire llegará a los pulmones filtrado, humedecido, y con una temperatura más adecuada durante el ejercicio.

Esta respiración es adecuada, como he comentado, en ejercicios aeróbicos como salir a correr o montar en bicicleta, entre otros.

respirando

En el caso de que la actividad sea anaeróbica, y hablando concretamente del levantamiento de pesas, la respiración debe adaptarse al ejercicio .

Se sincronizará la exhalación con la fase concéntrica del movimiento (esto es cuando el músculo se acorta bajo la carga, y suele ser durante el levantamiento), espirando pasado el punto de máximo esfuerzo de dicha fase.

Se inspirará en la fase excéntrica (cuando el músculo se alarga, generalmente al bajar el peso).

Dependiendo del ejercicio, en unos casos una fase corresponderá con el peso acercándose al levantador y en otros esa misma fase puede significar lo contrario, pero siempre se corresponderá con el alargamiento o acortamiento del músculo.

Aunque el método que he descrito es el más seguro, y tiende a causar menos problemas en lo que se refiere a la presión sanguínea, existen métodos basados en aguantar la respiración durante el máximo esfuerzo, de forma que no se perdería la tensión.

Con la maniobra de Valsalva, se puede coger aire con el diafragma, sin subir el pecho, de manera que la zona abdominal quede en tensión, por lo que el torso se comporta como un bloque sólido y la columna queda protegida en determinados ejercicios (sentadillas, peso muerto, press militar…).

Este método es, por tanto, más seguro para la columna, aunque tiene el problema de que puede crear un pico de tensión.

Para ponerlo en práctica debemos considerar si tenemos problemas con la tensión arterial, en cuyo caso no es conveniente.

Última actualización: 15/12/2013 a las 10:00

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo