Trucos para evitar el estancamiento en tu entreno

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Avanzar en el gym En ocasiones ir a entrenar se convierte en una rutina demasiado monótona que puede repercutir en nuestra continuidad. Introducir algunos cambios en ella hará que acudamos con otra predisposición a ejercitarnos y así poder seguir con nuestra progresión física. Hoy os ofrecemos algunos trucos para que podáis ir al gimnasio con la misma motivación que el primer día y que, además, podáis seguir avanzando en el aumento de la condición física. Echa un vistazo y verás como los resultados son completamente favorables.

Por qué evitar el estancamiento

Es una de las principales razones de abandono del entrenamiento. Con frecuencia la población que lleva algo de tiempo ejercitándose no ve progreso o simplemente nota que se ha quedado estancado. Ellos mismos creen que simplemente con la introducción de nuevos ejercicios o empleando más tiempo podrán continuar el ritmo de avance que les llevo hasta ese estado de forma en el inicio, cuando es totalmente falso. Hay un momento en que nuestro sistema muscular y nuestro sistema nervioso se conforma y hay que someterlos a nuevos retos y objetivos aunque, eso si, siempre realistas.

Como hemos comentado en otros artículos, la adaptación es la base de todo entrenamiento. Teniendo claro este concepto, debemos siempre buscar unos estímulos que verdaderamente desemboquen una respuesta de nuestro organismo para hacerle frente. Este estímulo en ocasiones es insuficiente y se debe variar algún factor para poder avanzar y no estancarnos en el mismo estado.

Métodos para evitarlo

Cada practicante debe conocer qué defectos son los mayoritarios en su entrenamiento para poder resolverlos (metodología, ejecución, carga…). Una vez sabido, la aplicación de variaciones para no estancarse puede estar encaminado a:

  • La metodología del entrenamiento. Si te gusta la musculación y tienes cierta experiencia en este campo, puedes incorporar un nuevo método de entrenamiento llamado prefatiga. Consiste en trabajar el músculo pequeño que es monoarticular antes de trabajar el músculo grande e importante (poliarticular). A través de esta técnica de aislamiento-actuación reclutamos un mayor número de unidades motoras por fibras y conseguimos aumentar nuestra hipertrofia. Un ejemplo de ello sería: ejecutar de 10 a 12 repeticiones un ejercicio analítico monoarticular como puede ser la extensión de cuádriceps y a continuación, sin descanso, de 6 a 8 repeticiones de sentadilla. Ten en cuenta que la velocidad en este tipo de metodología siempre es lenta.

Aumentar la carga

  • La carga del ejercicio. Muchos, sobre todo los más inexpertos, tienen miedo de colocarse más carga porque piensan que no pueden o que simplemente no están preparados para ello. Esta gestión de la carga debe realizarse siempre con cabeza y con rigor, pero cada semana debes ir aumentando un poco el peso en el ejercicio de forma progresiva. Notarás como avanzas y, sobre todo, te motivará a seguir entrenando al ver cumplidos los objetivos a corto plazo.

  • La nutrición. En SportAdictos recalcamos cada día la importancia de una buena alimentación durante la práctica del ejercicio físico para conseguir los resultados esperados. Si es cierto que hay épocas en las que se come peor (las navidades acechan) y todo ello repercutirá en nuestro trabajo en el gimnasio. Intenta mantener tus hábitos alimenticios de forma diaria, nutriéndote de las proteínas, hidratos de carbono y líquidos necesarios para nuestro organismo.

Archivado en Aumentar cargas, Estancamiento, Gimnasios, Prefatiga, Variación
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion