Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Adelgazar Es la razón de muchas mujeres que comienzan a realizar actividad física de forma regular. Conseguir un vientre plano y estético no es tarea fácil, aunque todo se puede lograr con un poco de perseverancia. Dos son los pilares que deben prevalecer en tal objetivo: la alimentación y el entrenamiento. Siguiendo unas pautas diariamente junto con algunos sencillos trucos podrás reducir la grasa acumulada en la zona ventral además de tonificar el tronco por completo. Ahí van unos consejos que te ayudarán a conseguirlo.

Prohibidas las grasas y la sal

Son los dos componentes que más tienden a favorecer el aumento de peso. Se trata de una cuestión de hábitos, totalmente transformables con algo de dedicación.

En el caso de la sal, es solamente una costumbre inculcada, pues nuestro sentido del gusto no notará la falta de sal si prescindes de ella durante un mes.

La manera de sustituirla dependerá de la destreza en la cocina, aunque todo es entrenable. Perejil, limón y diversas especias pueden servir para paliar la falta de sal en tus comidas y darán un toque especial en ellas.

Por lo que respecta a las grasas las consignas están claras. No abusar de aquellos alimentos que contengan un exceso calórico como el chocolate, embutidos y derivados cárnicos (panceta, chorizos, longanizas, etc.), quesos curados, mantequilla, salsas como la mayonesa… En la variedad está la virtud, y de forma puntual alimentos de ese tipo no dañarán a nuestro organismo aunque lo importante es una buena educación alimenticia diariamente.

Tránsito y gases

Hay personas que tienden a acumular en la zona abdominal una gran cantidad de gases. Sin duda son un gran problema si quieres aplanar tu vientre, ya que necesitas un seguimiento nutricional severo para eliminarlos.

Evita bebidas refrescantes con gas o comidas copiosas, puesto que son la principal causa de este tipo de molestia.

Tránsito

Un buen estado de la flora intestinal te favorecerá, sin duda, a mejorar la digestión de los alimentos. Maneras de conseguirlo es a través de la ingesta de uno o dos yogures por día así como alimentos fermentados.

Una pequeña cantidad de fibra diaria también resulta favorable en este aspecto. Cuidar tu intestino es cuidar tu aspecto exterior, así que intenta dedicarle importancia a este aspecto para conseguir el objetivo.

Té marrón

Es uno de los tés más conocidos en China, también llamado Pu-Erh. Tiene las mismas propiedades antioxidantes que el resto de tés aunque destaca especialmente por su alta capacidad de favorecer la quema de grasas.

Estudios científicos avalan esta bebida en el proceso de pérdida de peso. Y además es capaz de regular el colesterol.

Todo un descubrimiento para aquellos aficionados a los tés.

Y lo fundamental: el ejercicio

Es la parte activa en el proceso de lograr un vientre plano. Lo recomendable es una combinación de trabajo aeróbico intenso, donde se favorezca la quema de calorías, junto con un entrenamiento tonificador (como las abdominales o el trabajo de tronco) para enrasar tal zona.

Cabe decir que es un tipo de trabajo que requiere de una constancia mayor, aunque los resultados son verdaderamente gratificantes.

Ya sea con bicicleta elíptica, la cinta de correr o simplemente hacer running por el sitio que más te guste favorecerá a perder tejido adiposo en la zona de la tripa.

Cualquier actividad enfocada al entrenamiento cardiovascular en general es propicia para ello.

Última actualización: 08/12/2014 a las 11:49

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo