Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Los peligros de la contaminación del aire para el deportista

contaminacion deporte

Una de las ventajas del ejercicio físico, además de los beneficios para la salud que conlleva, es que suele poder practicarse en casi cualquier sitio, con muy pocos medios para ello. Salir a correr al aire libre es un buen ejemplo de ello, y de la misma forma otros muchos deportes. El hecho de realizar el ejercicio en el exterior suele ser muy gratificante, con una mayor desconexión y unas vistas al paisaje que no tenemos en interiores. También podríamos decir que sienta muy bien respirar aire puro, pero ¿puede afectar la contaminación atmosférica a nuestra salud?

La práctica de una actividad física, cuando se realiza en un área de contaminación de aire, puede ser perjudicial, especialmente si existen problemas previos de asma o alguna enfermedad pulmonar crónica, enfermedades cardiovasculares o diabetes. Los efectos negativos de respirar el aire de una zona con alta contaminación atmosférica se acentúan mucho durante la actividad física aeróbica, incluso si es de baja intensidad. Esto ocurre porque en estos casos respiramos unas diez veces más aire que cuando estamos en reposo.

A la mayor cantidad de aire que demandamos, hay que añadir que también se introduce más profundamente en los pulmones, además de que al respirar a menudo por la boca no se filtra en los conductos nasales. Sumando estos factores, tenemos una exposición mucho mayor a los agentes contaminantes cuando practicamos deporte, lo que hace que debamos llevar cuidado sobre qué sitio y momento escogemos para hacerlo.

Cómo afecta, cómo prevenirlo

Contaminacion

La exposición a la contaminación atmosférica implica el contacto con una mezcla de partículas muy pequeñas de polvo, hollín y aerosoles suspendidos en el aire. Esto está relacionado con daños que podemos sufrir, como los que afectan a las pequeñas vías respiratorias de los pulmones. También se produce un aumento del riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, especialmente en edades más avanzadas. Es importante comentar que se sufre un amento en el riesgo de muerte por cáncer de pulmón y enfermedades cardiovasculares.

Evidentemente, no todo el mundo tiene por qué verse afectado por este tipo de problema, ya que en muchos casos el aire es suficientemente limpio como para no preocuparnos demasiado, especialmente si no sufrimos problemas previos. En cualquier caso, si vives en una ciudad con mucha contaminación, también hay ciertos métodos para limitarla en la medida de lo posible, y siempre está bien tenerlos en cuenta:

  • Evitar las calles congestionadas, ya que en ellas los niveles de contaminación suelen ser más altos (generalmente más coches, más contaminación).

  • Evitar el ejercicio en las horas del día en que la contaminación suele ser más elevada, que en muchas áreas suele ser el mediodía o la tarde.

  • Comprobar el grado de contaminación local ayudará a saber hasta qué punto debemos tener cuidado.

  • Si la contaminación es elevada, será adecuado alternar de vez en cuando el entrenamiento al aire libre con actividades de interior (en casa, en el gimnasio…)

Última actualización: 14 de March, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo