Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Chica entrenando en la calle

“La calle es tu gimnasio”. Es el lema publicitario de un nuevo programa de televisión que está levantando verdaderas polémicas en el entorno de la profesión de la actividad física y el deporte. Se da a conocer como “el método Osmin”, y posiblemente hayas oído sobre él. Es la apuesta del canal cuatro para rellenar la franja del prime time los viernes por la noche y, sin duda, ha generado todo tipo de opiniones y controversias. Por desgracia vivimos en una sociedad televisiva donde impera la audiencia frente a la salud, y éste programa es el mejor ejemplo de ello. Hoy queremos presentaros algunas de las numerosos riesgos que provoca esta peligrosa forma de entrenarse.

En qué consiste

El programa es protagonizado por Osmin Hernández, un exmilitar cubano que hace llamarse “entrenador personal”. Su única carta de presentación es su experiencia entrenando a famosos de la talla de Matt Damon o Mark Wahlberg. Su forma de preparar físicamente a una persona se basa en dos directrices fundamentalmente: el entrenamiento en la calle y la alimentación. El primero se realiza sin ningún tipo de seguridad, control de cargas y, en general, incumpliendo todos y cada uno de los principios del entrenamiento. Respecto a la alimentación, ésta se reduce simplemente a la ingesta de agua, lechuga y pescado. Ah, y nada de sexo durante la aplicación del método. Cualquier persona con algo de sensatez conoce los peligros de efectuar esta rutina diaria. La duración del método son 30 días y el objetivo es claro: perder peso sea como sea.

Para que conozcáis algo más sobre la temática del programa y cómo se desarrolla cabe citar algunos ejemplos. En el primer programa hizo correr a una chica claustrofóbica con una máscara, de tal manera que sus niveles de ansiedad y falta de oxígeno eran evidentes. Además esta misma chica tuvo que correr descalza por toda la calle, superando obstáculos, saltando papeleras y realizando cualquier tipo de esfuerzo sin ningún tipo de protección en los pies. Estos ejemplos son algunos de los muy numerosos métodos que emplea Osmin.

Chicos entrenando en la calle

Por qué es peligroso

Todo entrenamiento debe regirse por una serie de principios y metodologías previamente validadas por estudios científicos. Existen una multitud de formas de perder peso de forma saludable, pero el problema para la televisión es que éstas no venden. El “método Osmin” rompe con todos los esquemas establecidos en cuanto a principios físicos, fisiológicos y de seguridad:

  • No se tiene en cuenta las individualidades del sujeto. Se debe aplicar de forma específica al entrenado una forma de actividad física que garantice en todo momento su integridad y su salud. Hay muchas formas de entrenar en la calle, y todas ellas son perfectas para el desarrollo de la capacidad física, pero todas cumplen una serie de requisitos en cuanto a seguridad.

  • La alimentación debe ser rica y variada, sin eliminar ningún alimento fundamental de la dieta. En consecuencia se podrían producir problemas graves de malnutrición que pueden derivar en distintas enfermedades.

  • La motivación es fundamental en todo entrenamiento, pero el respeto a la persona lo es aún más. En el programa el protagonista levanta la voz constantemente y se dirige a la persona, en ocasiones, de forma despreciable.

  • No se trata de imponer, se trata de reeducar. Una persona con algo de peso probablemente pueda superarlo simplemente enseñándole a llevar una mejor rutina diaria en la que predomine el ejercicio físico y una buena alimentación.

Reacciones sociales

Tras el estreno del programa muchos profesionales de la actividad física y del deporte (ellos sí lo son) se pusieron manos a la obra para eliminar este show. Se elaboró una carta a la directiva de Mediaset España por parte del Consejo General de licenciados de la Actividad Física donde se reflejaba el descontento ante el estreno del programa. Las redes sociales y muchos entrenadores personales expresaron su opinión desfavorable sobre el primer capítulo.

Crítica

Nuestra profesión queda en ocasiones desvirtuada por la aparición de personajes similares a Osmin. Somos profesionales relacionados con el mundo de la salud, al igual que cualquier médico, psicólogo u odontólogo. Nos encargamos de mejorar la calidad de vida de las personas y somos los que mejor conocemos los métodos de entrenamiento para ello. No dudamos de la formación del protagonista, pero sí de la profesionalidad de las cadenas que favorecen a la confusión de la sociedad. Debe quedar claro que el programa es de entretenimiento, y no un ejemplo a seguir.

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo