Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Nos adentramos en el entrenamiento oclusivo

Oclusión El entrenamiento deportivo y personal tiene una amplia variedad de metodologías a través de las cuales conseguir el objetivo que se desea. Cuantas más se conozcan mayor será la probabilidad de desarrollar el volumen muscular buscado. Hoy os presentamos un nuevo tipo de entrenamiento que puede ayudarte en tu rutina diaria de gimnasio: el entrenamiento oclusivo. Reporta ciertos beneficios adicionales al músculo para aquellos que quieren hipertrofiar, tonificar, etc. Echa un vistazo a sus ventajas y anímate variar tu tabla con esta nueva y revolucionaria metodología.

En qué consiste

La idea principal de este tipo de entrenamiento es la aplicación de un torniquete oclusivo con el objetivo de que el riego sanguíneo descienda hasta un 50% del flujo normal. Para evitar lesiones graves se realizan series cortas en las que no se supera el 30% de la repetición máxima, donde la respiración adquiere un papel muy importantepara oxigenar bien el músculo. Es una forma estupenda de salir de la rutina habitual de gimnasio y proporcionarle nuevos estímulos a tu organismo.

Ácido láctico

Se desconoce con exactitud el por qué se produce un incremento del volumen muscular con este tipo de entrenamiento, aunque existen teorías que lo atribuyen a un crecimiento prematuro de las fibras tipo II (las encargadas de desarrollar altos niveles de fuerza). Otra posibilidad es la acumulación de productos de desecho (ácido láctico) en el músculo provocando un incremento en los niveles de la hormona del crecimiento (GH), aumentando así la sección muscular.

Beneficios del método

Como se ha comentado anteriormente es una metodología que se encuentra actualmente en investigación y desarrollo, aunque las expectativas de aplicación del entrenamiento oclusivo van encaminadas a la rehabilitación y al ejercicio para poblaciones especiales. Algunos beneficios que sí están demostrados son:

  • Rehabilitación tras una operación de ligamento cruzado anterior. Con el entrenamiento oclusivo se puede comenzar a mover ligeras cargas 3 días después de pasar por el quirófano.

  • Regula la función cardíaca en pacientes que realizan un programa de rehabilitación tras sufrir algún tipo de patología. El entrenamiento oclusivo, por tanto, es una estupenda forma de empezar o continuar un programa en personas que padecen problemas del corazón.

Cómo aplicarlo

Lo ideal para entrenar con este método oclusivo es un peso que oscile sobre el 20% de la repetición máxima, para aquellos que comiencen a practicarlo. El tiempo de ejecución del movimiento recomendado es de 2 segundos tanto en la fase excéntrica como en la concéntrica. No pasar de las 5 series ya que un exceso de fatiga muscular puede provocar daños en el sistema muscular.

Los descansos también hay que controlarlos en este tipo de entrenamientos. En todo momento el torniquete permanece colocado en la parte del cuerpo a desarrollar, y lo aconsejable es entre 30 segundos y un minuto completo de descanso.

La forma de aplicación de la cinta que presiona también requiere de una cierta preparación. En todo momento hay que tener en cuenta que se debe disminuir el riego sanguíneo, pero nunca cortarlo por completo. Para los ejercicios de brazo, colocarla en la parte superior del mismo junto a la axila y para los ejercicios del tren inferior colocarla a la altura de la ingle. La oclusión nunca debe superar los 10 minutos en ejercicios con cargas y los 20 minutos en ejercicios de caminar, correr, etc.

Última actualización: 2 de January, 2014

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo