Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo mejorar nuestros reflejos aplicados a ciertos deportes

Portero de balonmano en gran intervención

Los reflejos son una señal-reacción muscular a nivel nervioso que vienen provocados por algún estímulo externo. Por ejemplo, si ves una pelota de béisbol volando hacia tu cabeza, tu cerebro envía una señal a tu mano para bloquear la pelota antes de que llegue a golpearte. Tener unos buenos reflejos ayuda al rendimiento deportivo en ciertas disciplinas, en el ejercicio físico en general y en otras actividades cotidianas como el conducir. Algunas personas nacen con reflejos rápidos, y otros deben practicar para lograr un tiempo de reacción más corto a los estímulos. Aquí os vamos a explicar algunas técnicas que se pueden emplear para mejorar el tiempo de reflejo.

Correr por el bosque

Esta actividad física no requiere de ningún material especial, solo nos calzamos nuestras zapatillas para correr y saldremos por el bosque más cercano. Tan solo tendremos que encontrar un camino durante el cual nos topemos muy de vez en cuando con maleza, con un suelo bastante abrupto y, si es posible, por zonas estrechas. Nos encontraremos imperfecciones en el terreno que nos harán reaccionar de una forma u otra, con mayor o menor tiempo de respuesta, algo que iremos mejorando paso a paso. Esto nos ayudará también a mejorar el equilibrio a nivel muscular. Una forma de entrenamiento similar sería el fartlek.

Cuanto más rápido corramos por estas zonas, nuestros reflejos mejorarán más en menos tiempo. Podremos comenzar corriendo a trote, sin mucha velocidad e ir aumentando según vaya incrementándose nuestra confianza en nosotros mismos y en el terreno que pisamos. Saldremos por un mismo camino marcado una primera semana y cuando ya dominemos éste, pasaremos a buscar alternativas. Esto de cambiar será necesario, ya que nuestro cerebro almacenará todas estas reacciones en ese terreno, para llegar a un momento en el que nuestros reflejos ya no mejoren por saber el camino de memoria sin que lo sepamos.

Corriendo entre los árboles

Atrapa la bola

Podremos también intentar un sencillo juego para ganar reflejos. Cogeremos una pelota de goma que tenga varias caras planas y cuyo rebote contra el suelo o la pared sea impredecible. Nos sentaremos y la lanzaremos contra la pared reaccionando lo antes posible para atraparla con una mano. Si el ejercicio se vuelve monótono, pasaremos a levantarnos y lanzar la pelota contra pared previo golpeo en el suelo. Aquí la cosa se complica. Podremos variar lanzando la pelota más fuerte, mejorando así nuestros reflejos.

Pelota versus pared

Niño preparado para jugar Como último ejercicio o actividad podremos practicar el juego de la pelota y la pared con un compañero/a. Necesitaremos una pelota que pueda botar y de tamaño medio (balonmano). Al igual que la variante del ejercicio anterior, lanzaremos la pelota contra la pared previo rebote en el suelo y nuestro compañero/a deberá hacer lo mismo permitiendo un único bote en el suelo tras el toque en la pared. Así hasta que uno de los dos no pueda continuar. Cada vez lanzaremos la pelota en una dirección y con una fuerza distinta para hacer trabajar los reflejos del otro contrincante.

Como variante para complicar el ejercicio podremos añadir más de 2 personas e ir participando en orden. En este caso, al mismo tiempo que reaccionamos a los lanzamientos de nuestros compañeros, deberemos ir esquivando a uno y a otro para llegar a la pelota. Y si estamos muchos para jugar, podremos utilizar el juego del “balón prisionero” como método de mejora de los reflejos. Un clásico de los juegos en clase de educación física.

Así que para aquellos practicantes de deportes como balonmano, badminton y porteros en general, estos ejercicios, aunque parezcan algo infantiles, os servirán, y mucho, para mejorar los reflejos que necesitáis en vuestras disciplinas deportivas.

Última actualización: 25 de January, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo