Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Pesas para quemar grasa Muchas veces pensamos que nuestro entrenamiento debe ir encaminado hacia lo aeróbico si queremos perder peso, o hacia la musculación si nuestro objetivo es aumentar el volumen de masa muscular. Aparentemente son entrenamientos contradictorios, pero lo cierto es que si se planifica correctamente las pesas nos pueden ayudar a quemar el exceso calórico. Os enseñamos las pautas básicas que debéis seguir para lograr este objetivo y así beneficiaros por partida doble.

Razones fisiológicas

Cuando creamos masa muscular, ésta genera unas necesidades que debemos abastecer para prevenir la pérdida de volumen de músculo. Las calorías y la grasa son una importante fuente de nutrición para ellos, por lo que si incrementamos nuestro tamaño muscular, aumentaremos la tasa metabólica de grasa quemada. Podemos decir a grandes rasgos que a más músculo, más capacidad de quemar grasa.

No es una pérdida de peso directa e inmediata como en el entrenamiento aeróbico, pero lo complementará eficazmente y además servirá para definir tu figura en todo momento. Por supuesto la nutrición juega un papel vital para conseguir los resultados y deberás realizar un seguimiento nutricional constante en tu día a día.

Cómo aplicarlo

Los ejercicios de tonificación que mayor afinidad tienen con la quema de grasas son aquellos enfocados a la fuerza resistencia. Esta metodología se logra aumentando el número de repeticiones con una carga moderada donde la percepción de la fatiga es el indicador del peso a levantar. Si haces de 12 a 15 repeticiones, intenta llegar a las últimas de tal forma que te cueste pero que puedas ejecutar alguna más. De este modo asegurarás las adaptaciones en tu sistema muscular.

Quemar calorías

Otro modo de hacerlo es a través de circuitos. Comienza por aquellos grupos musculares que más quieras definir y ve pasando de máquina en máquina sin descansar demasiado. Esta constancia y fatiga continua desencadenará un estrés positivo en los estímulos que llegan a tu músculo.

Además de todos estos beneficios, esta combinación de entrenamientos son una buena variante que incorporar a tu rutina. Hemos comentado en muchas ocasiones que el organismo necesita una variedad constante para avanzar en la progresión. Es una estupenda forma de aplicarlo.

Orden de entrenamiento

¿Con qué empiezo?, ¿cardio o musculación?. Es una de las cuestiones más repetidas en el gimnasio. La respuesta varía según el objetivo. Si quieres quemar grasa lo ideal es que empieces con el trabajo de fuerza para degradar los depósitos de glucógeno lo máximo posible y así empezar a tirar antes de grasas del tejido adiposo durante el entrenamiento aeróbico. Además puede servirte de calentamiento o de introducción a la parte fuerte de la sesión.

Última actualización: 9 de January, 2014

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida. Puedes ver mi perfil en Linkedin.

Sigue leyendo