Relación entre piel sana y buena alimentación

COMPARTIR 0 TWITTEAR

piel y alimentación

Muchas personas buscan tener una piel saludable, apoyándose en cremas o recurriendo incluso a la toxina botulínica (botox) para conseguirlo. Aunque estos remedios pueden ser buenas opciones según el caso, siendo las cremas una gran manera de complementar los cuidados que se dan a la piel, es muy importante que se tomen medidas desde dentro. La alimentación es una estrategia necesaria para mantener la salud del organismo, pero también es muy influyente para el estado de la piel.

Hay investigaciones que indican que consumir ciertos tipos de alimentos ayuda a prevenir arrugas, daños causados por la exposición al sol y mantener la piel hidratada. Comentaremos algunos alimentos que deben ser imprescindibles en nuestra dieta si queremos mantener nuestra piel en buen estado.

Alimentos recomendables

La naranja, los frutos rojos y los productos hortícolas presentan unas altas tasas de antioxidantes, ayudando a prevenir las arrugas prematuras. Los boniatos, los tomates y el melón, por ejemplo, son alimentos que ayudarán a mantener la piel firme y brillante. Este tipo de fruta y verdura no puede faltar en la dieta diaria.

Los cítricos ayudan a mantener la piel hidratada, lo que se nota claramente en su aspecto, evita arrugas y nos permitirá ahorrar en cremas. Esto se debe a la vitamina C, que es un antioxidante muy poderoso, que ayuda a mantener el colágeno de la cara, impidiendo su flacidez. La cantidad de vitamina C que puede almacenar el cuerpo no es muy alta, por lo que es muy importante reponerla asiduamente a través de la alimentación. Las naranjas son una de las frutas que lo contienen más conocidas, pero también encontramos vitamina C en pomelos, limones y limas. Los problemas de desaparición de colágeno suelen hacerse visibles a partir de los 30 años.

piel

Podemos obtener también muchos beneficios del té. Los antioxidantes conocidos como EGCG son muy útiles para prevenir el acné, daños causados por exposición solar e inflamaciones de la piel. A este tipo de sustancia se le atribuyen igualmente propiedades de cara a combatir el cáncer de piel y otros tumores. Para ingerir este tipo de antioxidantes podemos recurrir a los tés, tanto el té verde como el negro o el blanco, bastando unos vasos al día para notar los efectos sobre la piel. Puede ser una buena medida sustituir el café (si se tomaba) por el té.

Los ácidos grasos Omega-3 que encontramos en algunos pescados, como el salmón, el atún, las sardinas o el marisco poseen propiedades antiinflamatorias que combaten los daños causados por una exposición prolongada al sol. Comerlo dos o tres veces a la semana será suficiente, y hay que ser cuidadoso con alguno de los tipos, como el marisco.

Tampoco hay que olvidarse de la vitamina A de algunos alimentos verdes. Este es uno de los nutrientes más importantes para la salud de la piel, combatiendo el envejecimiento precoz, la formación de escamas y la deshidratación. Es además esencial para la renovación celular. Está contenida en las espinacas o el brócoli, entre otros.

Archivado en Antioxidantes, Colágeno, Piel, Sana, , Vitaminas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion