Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

La importancia del posicionamiento del pie a la hora de correr

running zapatillas

El running está de moda, de eso no hay duda. Este hábito saludable ha llegado a convertirse en una afición para muchos, que han hecho de salir a correr un hábito. Es un deporte muy fácil de practicar, pero que tiene la contrapartida de que es difícil mejorar, en el sentido de que no es habitual que haya una persona controlándonos para decirnos lo que está bien hecho y lo que no, sino que suele ser una actividad muy personal.

Ya sea para correr esporádicamente o para hacerlo de forma habitual, la técnica empleada en la carrera es muy importante para que nuestro cuerpo no se acabe resintiendo. En este sentido, los pies y la forma en que toman contacto con el suelo son elementos de especial importancia, afectando de manera directa al impacto que sufre el propio cuerpo.

Cómo aterriza el pie

También con propósitos de acomodar el pie a la carrera y reducir el impacto han surgido tendencias relativamente nuevas como el barefoot, que consiste en correr descalzo argumentando que el movimiento del pie sin zapatillas será más natural y, por tanto, menos perjudicial. Aunque esta práctica puede tener beneficios realmente, éstos no han sido todavía demostrados completamente, por lo que debemos ser prudentes y considerar también los inconvenientes que conlleva correr descalzo.

Este tipo de práctica, sin embargo, hace patente la importancia que se le da en el mundo del running a los pies y su forma de impactar en el terreno. Las compañías de zapatillas han pasado años intentando solucionar el fuerte impacto que reciben los talones con cámaras de aire y similares, al margen de zapatillas minimalistas (similares a correr descalzo), aunque la técnica de carrera puede ser un elemento mucho más determinante en este sentido.

Corriendo con la parte media del pie

Incluso con calzado minimalista o descalzo, el impacto sobre el talón será fuerte si la técnica no es correcta. Debemos evitar talonear, ya que el desgaste energético es más grande, con mayor riesgo de lesión muscular (además del ya comentado mayor impacto en rodillas, tobillos…). Con esta forma de correr el cuerpo también está inclinado hacia delante ligeramente, lo que tampoco ayuda de cara a la facilidad del movimiento.

running

Lo ideal es aterrizar con la parte media del pie en lugar de usar el talón, lo que reduce el impacto que se sufre, y fomenta que el cuerpo se pueda impulsar con mayor efectividad hacia delante. Para conseguirlo, es recomendable seguir una serie de indicaciones. Una de ellas es marchar en estático en el sitio intentado aterrizar con el pie plano debajo de las caderas. También, durante la carrera, disminuir la amplitud de la zancada y aumentar su frecuencia, intentando impactar formando una línea con las caderas. Los hombros deben estar bajos y relajados.

No es fácil cambiar la técnica de carrera, por lo que no debemos desesperar. También hay que saber que es posible que ayuden algunos tipos de plantillas o zapatillas diseñadas para pisar con la parte media del pie, que pueden servir al menos durante la fase de transición.

Última actualización: 22 de January, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo