Controlamos una bajada de presión con estos consejos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Midiendo la tensión

Mucha gente se asusta cuando la presión sanguínea les baja repentinamente o simplemente porque siempre la han tenido en niveles bajos. Sin embargo esta llamada hipotensión no es tratada de enfermedad como tal, sino todo lo contrario. Las personas con la presión sanguínea baja son menos propensas a sufrir deficiencias cardíacas. En las estadísticas ponen claro que los hipertensos sufren más infartos de miocardio o cualquier otra dolencia relacionada con el corazón.

El primer consejo es el de comenzar el día echándose algo al estómago. Con el estómago vacío es complicado tanto empezar la jornada laboral, estudiantil o deportiva (solo si no tenemos entrenamiento previo). De hecho podremos desmayarnos si no tenemos algo en el estómago. Además, no es bueno dejar el estómago vacío muchas horas seguidas. Por eso los médicos y nutricionistas recomiendan hacer 5 comidas diarias, para que tomemos algo ligero a media mañana y a media tarde, aparte de los 2-3 litros de agua. El desayuno debe contener siempre una gran cantidad de azúcares e hidratos de carbono (leche, yogurt, pan y cereales), que se irán reduciendo durante cada comida del día.

Por otro lado la hidratación de nuestro cuerpo es muy importante. Al ser un 60% agua nuestro cuerpo necesita ese agua sí o sí. Dolores de cabeza será lo más liviano que sintamos si nos deshidratamos. Y en cuanto a la alimentación deberemos fijarnos más en la cantidad de nutrientes que ingerimos, ya que será mejor tomar los que menos calorías tengan, esto hace la sangre más densa pudiendo producir una ralentización de la sangre y un bombeo mucho más rápido del corazón, lo que repercutirá en una mayor presión.

El alcohol provoca la dilatación de los vasos sanguíneos, y esto conlleva a una bajada de la presión arterial. Por ello no es nada recomendable tomar alcohol en personas, ya de por sí, hipotensas. El ginseng nos ayudará a aumentar nuestra resistencia mental y física. Hay complementos de diversas marcas que venden en farmacias, parafarmacias y supermercados.

Si nos sentimos mareados en algún momento podremos seguir una serie de pautas: humedecernos la nuca y la frente con agua fresca, colocarnos a la sombra a descansar y con los pies en alto. Fácil y sencillo. No hay mejor bien que descansar a la sombra tras una carrera sofocante bajo el Sol. Si no, las famosas pájaras estarán a la orden del día.

Archivado en Corazón, Hipertensión, Hipotensión, Presión, Sangre, Tensión
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs