Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Trabajo completo con el remo horizontal en máquina de polea baja

Chica entrenando en polea

Mucha gente se está empezando a poner a plan por aquello de eliminar los excesos de la Navidad. Aun con el roscón de Reyes asomando el hocico, algunos/as ya están inmersos en su particular “operación polvorón” habitual de cada mes de enero. Algunos ejercicios que realiza la mayoría y que casi todos los entrenadores asignan a sus clientes es el remo horizontal, o lo que es lo mismo, un trabajo completo para la zona dorsal. Hoy vamos a enseñaros algunos consejos de cómo realizar este ejercicio correctamente.

Si me dieran un euro por cada movimiento erróneo que he visto a la hora de realizar esta clase de ejercicio en un gimnasio, ahora no sería parte de esta crisis mundial. Muchos son los usuarios que piensan que saben hacer todos y cada uno de los ejercicios sin habérselos explicado nadie. La mayoría que fallan a la hora de conseguir resultados satisfactorios son aquellos/as que o les da vergüenza preguntar o simplemente van de listos/as.

El remo horizontal es un ejercicio que puede realizarse tanto en máquina con poleas como en máquina preparada para ello exclusivamente. Hoy nos centraremos en la de poleas. Ésta es muy sencilla: tenemos un banco y unos apoyos para los pies delante nuestro. Entre pie y pie saldrá la sujeción que queramos ponerle a la polea y de la que tiraremos con nuestros brazos. Pero el movimiento no es tan sencillo como parece y debemos seguir estas indicaciones al dedillo si no queremos dañarnos.

  • Sentarnos con la espalda recta y las rodillas dobladas con un ángulo de unos 100 grados.

Explicación del ejercicio

  • Para que el trabajo del dorsal sea completo deberemos realizar el ejercicio con diferentes sujeciones (desde un agarre más amplio hasta el más estrecho de todos).

  • Al tirar del agarre hacia nosotros la espalda deberá estar casi perpendicular al suelo, con un ángulo de unos 100 grados con respecto al cuerpo.

  • El agarre debe ir hacia nuestro pecho y los codos deben permanecer muy cerca de nuestro costado.

  • Del mismo modo nuestra cabeza deberá permanecer recta y mirando al frente.

  • Nada de tirar con nuestro propio peso para ayudarnos al inicio del ejercicio.

  • Tras un ejercicio así, deberemos estirar bien la espalda y relajarla para un nuevo uso.

Son indicaciones fáciles de seguir pero que no todo el mundo tiene en cuenta. Por mi experiencia he visto a cientos de personas fallando a la hora de conseguir resultados y la mayoría era por no seguir bien estas indicaciones que se les daba día tras día. Usemos el coco, ya que si la espalda no la utilizamos correctamente podríamos hacernos daño, y lo mismo digo con las rodillas, los hombros y los codos. Un ejercicio para trabajar el dorsal como este no debería forzar demasiado otras zonas, si es así, algo mal estamos haciendo.

Última actualización: 5 de January, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo