Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Un entrenador personal legal debe reunir algunos requisitos

Cliente conociendo a su personal trainer

Llegar a ser entrenador personal no es tarea fácil. Ya no decimos sacarse el título en un academia privada, pasar todos los exámenes y ser contratado en un gimnasio. Ser entrenador personal como tal no es solo eso, y debemos completarlo con una serie de requisitos legales si queremos llegar a convertirnos en autónomos en esta profesión tan demandada últimamente.

Cuando se trata de actitud, muchos/as van sobrados de ella, pero en cuanto a la aptitud, pocos son los que llegan a trabajar de manera totalmente legal. Hoy vamos a enseñaros los requisitos que debemos tener en cuenta para ello:

Seamos legales

  1. Tener una acreditación real y oficial. Nuestra acreditación debe estar certificada por un organismo privado o público de reconocido prestigio. Una Comisión Nacional de Agencias de Certificación (como la NCCA en Estados Unidos) demuestra a los clientes que somos serios trabajadores de esta profesión. Con ello estaremos promocionando un servicio de calidad y respaldado por una institución totalmente legal.

  2. Tener un buen seguro. Nosotros no podremos controlar por nosotros mismos una demanda de algún cliente que se haya lesionado por nuestros entrenamientos, es por eso que necesitamos una compañía de seguros que nos respalde en estos casos extremos. En el caso de que nuestros servicios sean cuestionados, el seguro pagará por la defensa y los costos de liquidación estarán cubiertos, hasta el importe de la póliza.

  3. Tener una licencia para reproducir la música. No somos de la SGAE o de cualquier otro organismo que controle las reproducciones de canciones con registro. Por ello, a menos que sepa con certeza que nuestro jefe en el gimnasio donde trabajamos haya pagado por una licencia de reproducción, es necesario asegurarse una. Si somos autónomos nos costará un ojo de la cara utilizar música de autor al aire libre.

Camiseta de un entrenador personal

  1. Al usar material de marcas registradas, pedir permiso. A veces sale un producto y queremos que todos nuestros clientes lo usen, sin embargo no debemos hacerlo sin previo aviso a la marca. Puede ser publicidad gratuita para la empresa, pero a su vez la empresa no quiere que la gente le respalde.

  2. Tener claro todo el contrato antes de firmar. Ejemplos como que nuestro club quiere un contrato de trabajo, queremos alquilar y necesitamos contrato, o que nuestra compañía de seguros quiere que firme un contrato con miles de cláusulas. Para todo deberemos comprender todo lo que nos pone el contrato y así evitar ser demandado por algo que no hayamos leídos antes.

  3. Obtener una exención por parte del cliente. Esto debe quedar claro a la hora del contrato. El cliente deberá aceptar el no demandarnos por cualquier lesión que tenga y debe entender siempre que hay un riesgo para esa lesión.

  4. Controlar lo que anunciamos en las redes sociales. Facebook, Twitter , LinkedIn y Pinterest son redes en las que nos podremos anunciar de manera gratuita y son grandes maneras de conseguir clientes. También son un caldo de cultivo para la infracción de copyright, de marcas, difamación, acoso y más. Debemos tener mucho cuidado cuando se pone algo en este tipo de medios de difusión social.

Así que ya sabéis lo que debéis tener muy en cuenta para que no os pillen por ningún lado. Ser entrenador personal totalmente legal no es fácil y pocos llegan a ello. Solo debéis tener paciencia, algo de papeleo y comenzar con el boca a boca, así se forjan los grandes entrenadores.

Última actualización: 4 de January, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing online y perfeccionamiento de medios. Siete años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo