Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Evita trastornos alimenticios con una buena alimentación

anorexia

En la búsqueda cada vez más común del cuerpo perfecto y la pérdida de peso, muchas personas acaban cayendo en hábitos nada saludables que, aunque puede que parezca que dan buenos resultados, acaban pasando factura a la salud.

Los trastornos alimenticios son un problema cada vez más común, y en ellos están implicados muchos y variados factores.

Sin embargo, hay que hacer hincapié en que no se dan de un día para otro, sino que suelen deberse a conductas presentes por un largo tiempo.

Esto último hace que debamos pararnos a pensar si nuestro comportamiento actual puede llevarnos a tener problemas en el futuro.

Como he dicho, hay muchos más factores que la comida que influyen en los trastornos alimenticios. Aunque no están completamente claros, factores sociales y psicológicos como la baja autoestima, los sentimientos de insuficiencia o falta de control de la vida o depresiones y ansiedades influyen en gran medida en este tipo de problemas alimenticios.

No obstante, esto no quiere decir que debemos olvidarnos de la alimentación, ya que es el medio por el que todo esto se hace visible, que podemos controlar antes de sufrir el problema, o abordar una vez se ha producido.

Alimentación sana contra trastornos alimenticios

trastorno alimenticio

Las personas que sufren trastornos de la alimentación generalmente pierden el sentido de la realidad, sometiéndose a dietas o ejercicio excesivo, poniendo en riesgo sus propias vidas.

Los diferentes tipos de trastorno abarcan conductas muy diferentes, desde comer cantidades extremadamente pequeñas a recurrir a atracones excesivos, pasando por otras muchas.

Saber qué tipo de alimentación es saludable (incluyendo las cantidades), nos ayudará a mantenernos alejados de este tipo de trastorno, o recuperarnos de él (o al menos ayudar a otros a hacerlo).

  • Alimentos integrales, frutas y verduras: conceden nutrientes imprescindibles para dar energía al cuerpo. El pan integral, el arroz integral o los cereales integrales son muy recomendables.

    No hay que olvidar las frutas y verduras frescas. Es importante evitar las comidas procesadas, que generalmente contienen azúcar u otros elementos no deseables que no aportan nutrientes suficientes.

  • Calcio: es imprescindible para fortalecer huesos y dientes. Se puede encontrar en los lácteos (preferiblemente desnatados), y en vegetales con hojas.

    Una dieta excesivamente restrictiva puede hacer que los huesos de una persona joven se asemejen a los de un anciano en cuanto a masa ósea.

  • Grasas insaturadas: este tipo de grasa, muchas veces beneficiosa para la salud, es muy recomendable para evitar problemas cardíacos o arritmias, ya que el cuerpo la necesita para el correcto funcionamiento del corazón.

    Son especialmente recomendables [algunos tipos de pescado](https://sportadictos.com/2013/09/mito-grasa-pescado. Tampoco hay que olvidarse de las nueces.

  • Proteínas: no hay que olvidarse de la gran importancia de las proteínas, como las de las carnes magras o el pescado, que además evitarán grasas poco saludables.

  • Líquidos y minerales: el agua, el sodio… es necesario recuperar el agua y los electrolitos perdidos, especialmente durante el ejercicio o si se producen vómitos o consumen diuréticos.

Los atletas deben llevar especial cuidado con este tipo de trastorno, porque las altas exigencias físicas (aunque también mentales) a las que se ven sometidos les obligan a menudo a buscar un cuerpo delgado y tonificado, lo que puede llevar a errores en la alimentación, que es necesario que sea completa y equilibrada.

Última actualización: 14/03/2014 a las 01:28

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo