Algunos consejos para tu entrenamiento de brazos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Desarrollo de brazos Es uno de los principales objetivos en la musculación. Los brazos representan en muchas ocasiones el nivel de fuerza en nuestra condición física, y es lo que más resalta a la vista. Sin embargo un buen desarrollo de brazos conlleva una serie de procedimientos a tener en cuenta en tu rutina de gimnasio. Fáciles consejos que podrás adoptar para introducir un cambio en el aumento de masa muscular de dicha zona, consiguiendo así resultados óptimos acompañados de una eficiencia en tu entrenamiento. Ahí van algunas pautas para fortalecer tus segmentos superiores de la mejor manera posible.

No solo entrenes bíceps

Muchos que se inician en el gimnasio desconocen la importancia de no trabajar única y exclusivamente el bíceps. Aparte de provocar desequilibrios entre músculos antagonistas, los resultados esperados nunca aparecerán. Bíceps, tríceps y antebrazo son los tres músculos principales que deberás trabajar para aumentar su volumen de forma conjunta. Además, cada músculo se compone por varias secciones sobre las cuales deberás incidir de forma distinta.

Por ejemplo, en el trabajo de bíceps no basta con movimientos de curl simple para su desarrollo, pues la parte de abajo está compuesta por el músculo braquial anterior. Éste se ejercita con el conocido curl de martillo, que se encargará de dar la forma deseada a la parte superior de tu brazo.

Cómo entrenarlos

Dependerá exclusivamente del tipo de rutina que sigas. Para aquellos que trabajen uno o dos grupos musculares por día es importante enfocar gran parte del trabajo de la sesión al desarrollo de bíceps incorporando al menos 3 ejercicios por día. Para los que prefieren entrenar dos días a la semana cada grupo muscular, se recomienda reducir el número de ejercicios específicos para no sobrecargarlo.

La combinación con el entrenamiento de otros músculos también es importante. El factor clave es la experiencia, pues deberás adquirir una cierta forma física para ejercitar bíceps y tríceps en la misma sesión y sin descanso a través de las conocidas superseries antagonistas. Para los menos experimentados hay dos opciones:

Ejercicio crossfit

  • Realizar trabajo no específico de bíceps, es decir, sin aislarlo por completo. De esta manera podrás adquirir la base para progresar en tu entrenamiento. Una estupenda forma de ello es el CrossFit.

  • Combinar pecho-bíceps o pecho-tríceps. Son las asociaciones más utilizadas. Para tonificar utiliza de 12 a 15 repeticiones y para hipertrofiar de 5 a 8 repeticiones con más descanso entre las series.

No te olvides de los antebrazos

Normalmente no son objetivo prioritario ya que se activan con otros muchos ejercicios como las dominadas. Sin embargo es posible enfocar el movimiento en los antebrazos al menos un día a la semana. No requiere mucho tiempo son fáciles de llevar a cabo.

Por ejemplo, ata un disco de pesa a través de una cuerda a un cilindro hueco. Coloca tus brazos extendidos a la altura de los hombros y gira el cilindro mediante movimientos de flexión y extensión de la muñeca sin movilizar los brazos que permanecerán en todo momento rectos hasta que el disco llegue arriba.

Alimentación

Por supuesto es el pilar básico en cualquier aspecto del entrenamiento. Un aporte proteico adecuado constituirá el punto de inflexión en tu desarrollo. Cuida la nutrición y, con una regularidad en el gimnasio, lograrás cualquier objetivo relacionado con tu condición física.

Archivado en Antebrazo, Bíceps, Brazos, Consejos, Fortalecimiento, Tríceps, Volumen
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs