Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Incrementa el consumo de proteínas para adelgazar

Adelgazar Las proteínas son el nutriente estrella en la musculación. Pero también otorga distintos beneficios que es conveniente saber, como su función en el proceso de adelgazamiento. Si tu deseo es perder peso, debes controlar tanto las grasas ingeridas como los gramos de proteína al día en función de tu pesaje. En el presente post queremos mostrarte cómo actúan en tu dieta quemagrasa, aunque la mejor manera de comprobarlo es empíricamente aumentando el consumo de productos con un elevado componente proteico. Dieta y ejercicio deben ir siempre de la mano para cualquier objetivo, pero más aún si se quiere adelgazar.

Tendrás menos hambre

Las proteínas no tienen únicamente la capacidad de construir músculo, sino que además inhiben las ganas de tomar cualquier alimento en horarios fuera de las comidas. La causa más común, aparte del sedentarismo, de coger algunos kilos demás es el picoteo entre horas regularmente. Para evitarlo fíjate bien que en las comidas principales consumas alimentos ricos en proteínas, entre los que te recomendamos:

Proteínas

  • Yogures desnatados: bajo componente graso acompañado de un porcentaje notable de proteínas. Saciará tus ganas de comer entre horas. Perfecto para la merienda.

  • Frutos secos: no solamente son ricos en proteínas, sino también en micronutrientes como minerales o vitaminas. Sin embargo debes tener cuidado con la cantidad, ya que muchas veces pecamos en exceso de este producto poseen un elevado porcentaje calórico. Con un puñado al día será más que suficiente para matar el hambre entre comida y comida. Las nueces o las pasas son idóneas para ello.

  • Huevo sin yema: la clara de huevo es uno de los alimentos más puros en contenido proteico. Carece de hidratos y calorías, además de ser un estupendo complemento en cualquier comida. Recomendable especialmente en el desayuno.

Digestión lenta

Cuando comemos, también consumimos energía. El proceso de digestión requiere un gasto calórico llamado acción dinámica específica (ADE) que depende del alimento ingerido. La proteína se caracteriza por elevar este gasto hasta un 25%/30% lo que se traduce en un mayor consumo de calorías en la propia digestión proteica. Elabora menús donde aparezca este nutriente y así estarás quemando calorías incluso mientras comes.

Tonificación

Si se tiene más músculo, más grasa se quemará. Es la razón por la que se incluyen ejercicios de musculación en una rutina quemagrasa, aparte de lograr una tonificación general. Ya conocemos la importancia de las proteínas en este proceso, y es quizá donde más influyen. De ello se deriva la necesidad de construir músculo a partir de ejercicio y proteínas para que los niveles de pérdida de peso incrementen exponencialmente. En definitiva, podemos afirmar que los músculos son los que queman la grasa.

El consumo de proteínas no es la panacea a la pérdida de peso, pero constituye un elemento importante en dicho objetivo. Debemos planificar la nutrición al igual que planificamos el entrenamiento. Sin una correcta compensación de ambas partes será muy difícil conseguirlo, siendo más una cuestión de hábitos saludables que de rutina. Intenta observar los porcentajes pertinentes a cada alimento para satisfacer las necesidades que demanda tu organismo y no olvides tu cantidad diaria de proteínas.

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo