Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

abdomen

El abdomen es una de las partes del cuerpo más propensas a acumular grasa, siendo a menudo el primer sitio que “elige” el cuerpo para almacenar sus reservas. Esto hace que incluso la gente sin sobrepeso (a veces también quien está bastante delgado) sufra en cierta medida el problema. Las consecuencias estéticas que conlleva son obvias, afeando esta parte del cuerpo y borrando todo rastro de musculatura abdominal, pero el problema va más allá, pudiendo afectar a la salud cuando el perímetro de la cintura supera ciertos límites.

La solución, el medio que debemos emplear para eliminar la grasa del abdomen pasa tanto por la alimentación como por el ejercicio, y ambos deben ser inseparables en estos casos. Cuando ejercitamos la musculatura abdominal pero no nos alimentamos correctamente, la grasa “tapará” el músculo, con lo que nos quedará un vientre poco definido o en ocasiones incluso más abultado (además, el ejercicio quema grasa en conjunto y no de forma localizada). Si, por otra parte, nos alimentamos muy bien pero no ejercitamos la zona, probablemente obtengamos beneficios, pero la dificultad para conseguirlos se multiplicará.

Hábitos alimenticios

Incluir en tu dieta algunos alimentos ayudará a reducir la molesta (y potencialmente perjudicial) grasa de la zona abdominal. Entre ellos, podemos incluir los cítricos, cuya vitamina C favorece al organismo el procesar más rápidamente la grasa. El melón y el plátano, al ser ricos en potasio, permiten regular los niveles de sodio, el cual puede provocar hinchazón por retención de líquidos.

No debemos olvidar los frutos secos como las almendras o las nueces, que por su contenido en grasas beneficiosas Omega-3 ayudan a reducir ciertas hormonas que contribuyen al aumento de peso, además de controlar los niveles de azúcar. Pese a la extendida creencia de que engordan en cualquier cantidad, se ha comprobado en estudios recientes su eficacia para reducir la grasa abdominal cuando su consumo es moderado (tampoco excesivo, por supuesto).

El aceite de oliva también es recomendable por ser rico en grasas no saturadas, favoreciendo la absorción de nutrientes y disminución del colesterol, aunque igualmente controlando las cantidades. Por último, incluir en la dieta alimentos ricos en fibra, como la avena, ciertos vegetales o las frambuesas, moras y arándanos, y evitar los lácteos no descremados y bajos en grasa.

Ejercicios recomendables

abdomen grasa

Entre los mejores ejercicios para esta zona, tenemos por una parte los específicos para ella, y por otra los enfocados a quemar grasa en general (como he dicho, no es posible quemar grasa localizada de forma específica, sino en el conjunto del cuerpo). Ambos son recomendables, y lo ideal es realizarlos en conjunto con una correcta alimentación.

El ejercicio aeróbico de intensidad moderada es probablemente el más conocido para quemar grasa. Salir a correr, montar en bicicleta, la natación… todos ellos son recomendables para ello, y acabarán notándose en el vientre. No está de más barajar la posibilidad de realizar entrenamientos a intervalos de alta intensidad, muy efectivos aunque no del todo recomendables para principiantes. Por último, tenemos el trabajo específico para los abdominales. Es conveniente establecer un plan de entrenamiento con una sesión al menos cada dos o tres días, dejando cierto descanso entre dichas sesiones para evitar el sobreentrenamiento, y variando los ejercicios de cada una para un trabajo más completo.

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo