Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

La alimentación también puede contribuir a evitar el cansancio

CANSANCIO

Hay momentos en la vida en que podemos sentirnos cansados prácticamente todo el tiempo, incluso al empezar el día pareciendo haber descansado correctamente.

Hay muchas cosas que influyen en lo activa que puede estar una persona, produciendo agotamiento o ayudando a combatirlo, y el estrés, las hormonas, el no descansar adecuadamente o la propia actividad excesiva podrán jugar en nuestra contra.

Por otra parte, tenemos la alimentación que, lo creas o no, influye más allá del café u otros estimulantes, y encontramos que determinados tipos de comida “robarán” nuestra vitalidad, mientras que otros contribuirán a proporcionárnosla.

Te enseñamos cómo puedes beneficiarte de ello.

Qué alimentos nos convienen

Sea aparentemente un cansancio injustificado, o tenga sus causas bien claras en jornadas de trabajo interminables o duros entrenamientos, podemos actuar a través de la alimentación para combatir los bajones de energía.

Sin embargo, no todo lo que comamos es válido, sino que debemos saber elegir:

cansancio 2

  • Hidratos de carbono, como la pasta y el arroz, son imprescindibles. El cuerpo los utiliza como “combustible”, por lo que reducir en exceso su consumo hará que notemos debilidad o falta de energía.

    Es cierto que se suelen reducir en dietas restrictivas, pero hay que saber proporcionarlos correctamente, y eligiendo las versiones integrales de ciertos alimentos tendremos una absorción más lenta que nos permitirá aprovecharlos durante más tiempo.

  • Las legumbres tienen un alto contenido en hierro, un mineral esencial para mantener niveles adecuados de vitalidad.

    Los cítricos, el kiwi o el pimiento, por su parte, contienen vitamina C, que es esencial para que el hierro se absorba correctamente.

  • El plátano y la manzana ayudan a mantener los niveles de glucosa en sangre, lo que igualmente es imprescindible para evitar bajones de cansancio.

    Tampoco debemos olvidar los frutos secos, fuente saludable de grasas.

Hay otros muchos alimentos que son recomendables para estos casos, pero también hay que decir que hay algunos que no te conviene comer cuando padeces este tipo de cansancio.

Las carnes muy grasas, los lácteos enteros, los fritos o la bollería industrial deben ser preferiblemente evitados.

Además de los distintos tipos de alimentos que conviene tomar, debemos tener en cuenta que la correcta organización de las comidas es igualmente importante.

Comiendo cada tres o cuatro horas podremos evitar los bajones, mantendremos activo el metabolismo y podremos quemar más grasa.

Ya hemos hablado en alguna ocasión de que saltarse el desayuno, por ejemplo, puede traer más consecuencias negativas de lo que pensamos, así que estructurando correctamente nuestros horarios de comidas nos será mucho más fácil mantenernos activos.

Última actualización: 14/03/2014 a las 01:30

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo