Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Aprendemos a cuidar nuestros gemelos

Masaje en los gemelos

Estamos en mitad de un entrenamiento y sentimos como “se nos sube la bola”, o estamos jugando al fútbol y tenemos que parar porque el dolor de gemelos no nos permite continuar, o tal vez vamos con la bicicleta y sentimos un horrible dolor de gemelos, ¿a cuántos nos a pasado eso?, está claro que a la gran mayoría de nosotros eso nos ha pasado en algún momento, y es que quizás tenga solución y podamos evitar ese molesto dolor que nos hace parar o bajar nuestro rendimiento. Aprendamos a prevenir este mal o al menos a intentar evitarlo.

  • En primer lugar, nunca nos cansaremos de decirlo, antes de cualquier actividad física, tenemos que realizar un correcto calentamiento, que en este caso puede ser trotar durante un tiempo y realizar unos estiramientos que le diga a nuestros gemelos que viene un día de ejercicio.

  • El calzado es algo básico para evitar que se nos carguen los gemelos, y es que una correcta elección de calzado dependiendo del deporte que vamos a realizar o de la superficie sobre el que lo hagamos nos puede evitar este conocido dolor además de maximizar nuestro rendimiento y poder evitar otras muchas lesiones de mayor gravedad.

  • Es de gran ayuda un pequeño masaje tanto antes como después de hacer nuestra actividad física favorita, ya que mejorará la circulación y podrá servir para calentar o relajar (dependiendo del momento) el músculo. Lo idóneo sería que ese masaje lo realizara otra persona, pero si no existe esa posibilidad no pasa nada, también lo podremos hacer nosotros mismos mediante movimientos de “amasado” ascendente.

  • Como todo en el deporte y en la vida, la constancia tiene premio, y es que si todos los días realizamos estiramientos ya sean antes, después, durante el ejercicio, o incluso sin hacer ejercicio, nuestro músculo se volverá más resistente hacia ese tipo de problemas, por lo que nos evitaremos en mayor medida estos dolores.

  • Tenemos que cuidar nuestra técnica a la hora de hacer ejercicio, como ya hemos mencionado muchas veces, por lo que si utilizamos una técnica inadecuada, puede ser que nuestros músculos se vean demasiado ejercitados, pudiendo tener estas fastidiosas contracturas que nos amargan nuestra actividad deportiva.

  • Cuida la alimentación, y es que muchas veces estos pequeños calambres y contracturas se deben a que no tenemos una buena cantidad de vitaminas o nutrientes que nos eviten que se den estas situaciones, por lo que una dieta equilibrada siempre nos va a ayudar a no padecer estos problemas.

Como podemos ver, que nos den calambres o contracturas en los gemelos es algo que podemos evitar muchas veces, por supuesto un sobre esfuerzo siempre nos va a aumentar la posibilidad de padecer estos problemas, pero si seguimos los consejos mencionados, podremos evitar en gran parte que esto suceda.

Última actualización: 14 de February, 2014

José Enrique Vacas

Foto José Enrique Vacas

Cordobés, licenciado en Ciencias Ambientales y estudiante continuo del medio. Aficionado al deporte desde que me conozco, interesado en innumerables temas y abierto siempre a nuevas experiencias. Siempre hay algún sitio por donde viajar y aprender.

Sigue leyendo