Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Por qué comenzar con el famoso Aquagym

Clase en una piscina de residencial

No hace falta ser un experto para entender lo que la etimología Aquagym es. Como su palabra indica el Aquagym significa hacer ejercicio en el agua. Significa un entrenamiento completo, suave, fácil y bueno para nuestro cuerpo, corazón y espíritu. Conseguiremos una figura armoniosa, una mente relajada y lo mejor, no sudaremos nada. Mucha gente se apunta a estas clases para sentirse mejor consigo mismo, pero no duran mucho en ellas debido al aburrimiento. El Aquagym tiene un público bastante específico, como son personas mayores y personas que están recuperando de una lesión muscular.

El Aquagym, como toda actividad física, nos aportará una serie de beneficios que hoy os vamos a detallar. Hemos elegido cuatro de ellos, los más importantes, que nos harán animarnos a practicar esta clase dirigida tan saludable.

Es bueno para nuestra figura

Una vez estemos en el agua, nuestro cuerpo sólo pesará una sexta parte de la masa sobre tierra, así que los movimientos se hacen mucho más fáciles. Además la resistencia que ejerce el agua sobre nosotros ayudará a que los músculos trabajen de forma más intensa. Es por eso por lo que esta actividad es tan buena para conseguir un cambio de figura. No te darás cuenta de que estás trabajando más debajo del agua.

Tenemos una gran cantidad de movimientos disponibles en esta clase colectiva que permiten trabajar todos y cada uno de los músculos. Adelgazar la cintura, tonificar el pecho y los glúteos, fortalecer la espalda y los abdominales, tonificar los brazos y los hombros, etc. Aquagym hace todo eso. Y si nos fijamos en las calorías gastadas durante una clase de 30 minutos, estaremos cerca de las 600 calorías quemadas, lo que viene siendo equivalente a una hora y media en la sala fitness.

Clase de Aquagym en piscina

El movimiento bajo el agua provocará masajes en todos los músculos dada la suavidad y la presión del agua en todo nuestros cuerpo. Con esto, conseguiremos una mejora en la circulación sanguínea y mejorará el aspecto de nuestra celulitis, si tenemos.

Es bueno para la salud

El Aquagym fortalece los músculos, aumenta el ritmo cardíaco y mejora el tono de nuestra respiración. Además se considera una de las pocas actividades no traumáticas. Esto significa que, mientras otras actividades físicas tienen ciertos riesgos para acabar en lesión, el Aquagym tiene un riesgo prácticamente nulo de lesión.

La resistencia del agua a nuestros movimientos previene de sufrir tirones, acabar con los músculos tensos o doloridos. Todos los choques están amortiguados, no hay impacto en el suelo. Movimientos suaves y fluidos. El resultado es que las articulaciones ganarán en flexibilidad y no acabarán con estrés como en otras actividades. Tendremos pocas contraindicaciones que podréis consultar con vuestro médico.

Clase en un crucero

Es bueno para nuestro espíritu

No creáis que nos hemos vuelto místicos, el agua puede llegar a afectar a nuestra alma y espíritu. Con esto queremos decir que conseguiremos una sensación de mayor ligereza en nuestros movimientos fuera del agua, que nos ayudará a olvidar los kilos de más que tenemos, algo que nos hará sentirnos mucho mejor. Además el agua tiene un efecto calmante, ya que nuestro cuerpo reacciona y recuerda los momentos que pasamos hace años en el útero de nuestra madre.

El Aquagym, como en cualquier otro deporte o actividad física, lleva a la liberación de endorfinas, es decir, la hormona del placer. Y es que después de unos minutos de ejercicio en el agua, nos sentiremos realmente bien. Otro beneficio para nuestro espíritu será que estas clases son como un nuevo acto de socialización con otras personas. Conoceremos gente y estaremos en una actividad en la que nadie intenta ser mejor que otro/a, tan solo divertirse mientras se ejercita un rato.

Es bueno para casi todas las edades

Materiales Debido a que el ejercicio en el agua tiene tan pocas probabilidades de acabar en lesión y por todos los beneficios que hemos visto más arriba, es accesible a casi todas las edades. Más o menos entre 7 y 77 años sería el rango de edades para practicar Aquagym de la forma más segura. Además de la edad, también es accesible para todo tipo de persona y formas físicas.

Las mujeres embarazadas tendrán cabida en esta actividad también. No necesitamos saber nadar ya que se hace en zona de piscina donde el agua nos debe llegar entre la cintura y el pecho, según la altura de la persona. Porque está recomendado a todas las edades y tipos de personas se practica en la mayoría de piscinas de ciudad en nuestro país y en otros de todo el globo.

Para terminar debemos saber que el Aquagym no requiere un equipamiento muy sofisticado. Solo necesitaremos un traje de baño cómodo que nos permita movernos con libertad y que sea resistente al cloro. También llevar unas zapatillas para evitar resbalarse en el borde o en los escalones al salir o entrar. Y si vamos a un centro deportivo a realizar la actividad (que será lo más probable) ellos ya nos facilitarán el resto del material necesario como los fideos de corcho, tablas, aletas y otros utensilios interesantes.

Última actualización: 26 de February, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing online y perfeccionamiento de medios. Siete años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo