Las dietas más conocidas para adelgazar

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Dieta Internet nos proporciona información sobre cualquier tema que busquemos. La nutrición no se queda atrás, y una gran mayoría recurre a la red para buscar dietas que puedan acabar con esos kilos demás. La parte negativa es la multitud de variedades dietéticas que existen, desconociendo cuál de ellas se asemeja más a nuestro perfil. Ante todo hay que consultar con especialistas en nutrición, pero hoy os queremos mostrar las dietas más demandadas para guiaros en vuestra búsqueda. Elige la que más te convenga y únicamente te faltará la motivación suficiente para llevarla a cabo. Recuerda que perder peso es cuestión de adquirir una nueva mentalidad.

Dieta mediterránea

La más sana y la más conocida en nuestro país. Se trata de un estilo de vida basado en alimentos procedentes de cultivos naturales, que gozan de una gran cantidad de beneficios para nuestro organismo. La vid, el trigo y el olivo son la procedencia estrella de los nutrientes que se usarán en esta dieta. Las pautas básicas que siguen las personas mediterráneas son:

Perder peso

  • Todas las grasas proceden de aceite de oliva, alta en grasas monoinsaturadas.

  • Consumo moderado de pescado y productos lácteos así como pequeñas cantidades de carnes rojas.

  • Los numerosos antioxidantes contenidos en frutas como la naranja, el caqui, la manzana, la fresa, el plátano, el pomelo…

  • Abundancia de alimentos vegetales: arroz, pasta, pan, verduras, hortalizas, legumbres y un largo etcétera.

Dieta cetogénica

Su modificación principal es la fuente de energía ya que fue concebida hace más de 70 años para niños con epilepsia. La base de esta dieta consiste en reducir la cantidad de hidratos de carbono ingeridos, derivando en unos niveles inferiores de azúcar en sangre. Entre otros destinatarios de esta dieta, destacan: aquellos que quieren perder peso, pacientes con alzheimer (favorece la recuperación de la memoria), diabéticos y celíacos.

Básicamente la dieta consiste en eliminar cualquier fuente de azúcares o hidratos de carbono en nuestra rutina alimenticia. Quedan totalmente excluidos de dicha dieta las pastas, bebida azucaradas, frutas, la cerveza, harinas o leche. Por el contrario, los alimentos recomendados son: carnes (pollo, cerdo o pavo), pescados como el salmón o la trucha, verduras de hoja verde, quesos y huevos.

Toda dieta tiene una parte negativa, también la dieta cetogénica. Entre sus inconvenientes resaltan el déficit de fibra, vitaminas y minerales. La carencia de frutas y vegetales producen síntomas característicos como la fatiga, cansancio, estreñimiento o alitosis.

Dieta paleo

La dieta más buscada en internet y practicada por famosos como Miley Cyrus. ¿Cuándo surge?: en el paleolítico. Suena irónico que la dieta más famosa en la actualidad sea la más antigua, pero muchos estudios confirman los altos beneficios de seguir los hábitos practicados hace más de más de 2 millones de años. La base alimenticia se estructura en los siguientes niveles:

  • En primer lugar, prevalece el consumo de verduras. Aportarán la pequeña cantidad de carbohidratos y micronutrientes (vitaminas y minerales) que necesitas.

  • En segundo lugar la carne y cualquier producto animal. Era el alimento principal de aquella época, ya que poseen una elevada densidad calórica así como una gran cantidad de proteínas.

Es una dieta algo dura pero con potentes resultados. Evita las comidas procesadas y la única consigna que deberás seguir es consumir carne y verduras, nada más. Es la única que se adapta a tu genética, supliendo las necesidades básicas de la persona. Combinada con ejercicio físico es una estupenda forma de adelgazar.

Dieta de jugos

Si quieres bajar de peso rápidamente y de forma saludable, esta es tu dieta. No deberás extenderla más allá de la semana, aunque ello no significa que no sea saludable, todo lo contrario. Elevado componente antioxidante basada en la siguiente rutina: una comida sólida al día y 5 jugos repartidos a lo largo de todo el día. Además deberás tomarte al despertar agua con limón y al acostarte un té o infusión.

Dieta zumo

Para preparar el jugo existen múltiples recetas que seguir. Deberás tomarlo como desayuno (depurador), a media mañana (energizante), almuerzo (reparador), merienda (quema grasa), antes de cenar (saciante) y en la cena, acompañado de cualquier alimento ligero bajo en grasa. Los productos que se puede utilizar permiten variar en gran medida cada jugo: pepino, manzana, plátano, zanahoria, naranjas, mandarinas, batata, remolacha, tomate… Busca recetas y, aunque la mezcla sea aparentemente rara, está verdaderamente rica.

Después de 3 o 4 días practicando esta dieta, deberás seguir hábitos alimenticios saludables para no recuperar todo el peso perdido. El ejercicio físico resulta fundamental tras haberla realizado, y bastará con consumir comidas sanas para sentirte agusto con tu cuerpo.

Archivado en Adelgazar, Alimentos, Dietas, Hábitos saludables, Perder peso
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs