Beneficios de ejercitar el suelo pélvico

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Ejercicio Kegel

Los ejercicios del suelo pélvico están generalmente orientados a eliminar o disminuir las pérdidas de orina, aunque también se han demostrado sus beneficios de cara a remediar un gran número de problemas sexuales, que pueden aprovechar tanto mujeres como hombres. Diversas causas o circunstancias, como el envejecimiento, el aumento de la presión intra-abdominal (debido, por ejemplo, a la obesidad), los trabajos de levantamiento de cargas o el estreñimiento, pueden debilitar la zona y llevar a cierta incontinencia de la orina u otros contratiempos. Para las mujeres, un parto complicado también puede ser causa del problema.

Como el resto de músculos del cuerpo, los del suelo de la pelvis pueden volver a fortalecerse mediante el ejercicio cuando se han debilitado. Esto hace, entre otras cosas, que las personas que tienen problemas de pérdidas de orina puedan recuperar el control mediante el entrenamiento, pero también puede solucionar problemas de eyaculación precoz.

En mujeres

Como he dicho, los ejercicios del suelo pélvico (situados en la parte inferior de la pelvis), son muy útiles para evitar las pérdidas de orina, además de tener beneficios sexuales. Se trata de los músculos que rodean la uretra, la vagina, el ano y el recto, y se encargan (junto con los esfínteres) de controlar estos orificios. Esto quiere decir que soportan la presión abdominal que se produce durante el ejercicio, al toser o al estornudar, por lo que podría haber pérdidas en caso de tener unos músculos del suelo pélvico débiles.

Ejercicio suelo pélvico

Para localizarlos, podemos usar el truco de intentar dejar de orinar mientras lo hacemos (sólo para identificarlos, esto no debe ser práctica habitual), pues los músculos implicados son los mismos que hay que ejercitar. Contrayéndolos, notaríamos cierta presión y una elevación de la pelvis hacia el interior, sin que se mueva el culo o los muslos y sin contener la respiración. Es conveniente realizar este simple ejercicio de contracción con cierta regularidad, varias veces al día a ser posible. Conforme se va mejorando, se incrementa el período de contracción hasta un máximo de diez segundos, para después ir alternando con descansos de varios segundos.

En hombres

Para encontrar los músculos del suelo pélvico en hombres, debemos contraer los músculos situados en torno al ano, a modo de retención de gases. De esta forma, dichos músculos se contraerán, notando cierta presión. Para ejercitarlos, al igual que las mujeres, se realizan contracciones de varios segundos alternando descansos, repitiendo la operación unas diez veces.

Este tipo de ejercicio suele conocerse como de Kegel, debido al doctor Arnold Kegel, que los desarrolló para el control de la incontinencia urinaria, aunque después han evolucionado y ampliado su utilidad, mejorando las relaciones sexuales o resolviendo problemas relacionados. Es importante decir que la constancia es fundamental para obtener buenos resultados, ya que a menudo son necesarios dos o tres meses para apreciarlos.

Archivado en Hombres, Incontinencia, Kegel, Mujeres, Orina, Pelvis, Sexo, Suelo pélvico
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion