Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

gimnasio casa

Cada día está más de moda el ponerse en forma. Ya sea por motivos de salud o estéticos, está totalmente aceptado que practicar ejercicio puede traer grandes beneficios para nuestro cuerpo. El gimnasio es uno de los medios más utilizados para llevar a cabo ese ejercicio, con muchas posibilidades y al alcance de la mayoría, pero no todo el mundo se termina de lanzar hacia ello, ya sea por motivos de tiempo y horarios, o simple pereza, entre otras posibles causas.

No es raro pensar que sería más cómodo realizar el entrenamiento en casa, adaptando los medios de que podamos disponer de forma exacta hacia nuestras necesidades concretas, pero la mayoría no sabe ni por dónde empezar, y piensa que el desembolso de dinero sería demasiado grande, o que no dispone de espacio. Aunque montar un gimnasio, o simplemente una zona de entrenamiento puede suponer un gasto inicial relativamente grande, puede ser ampliamente amortizado si somos capaces de elegir qué compramos en función de nuestro nivel, objetivos y espacio disponible.

Nivel, espacio y dinero

A la hora de comprar el material para una zona de entrenamiento en casa, estos tres factores son los fundamentales. Generalmente, las mancuernas y la barra son los elementos imprescindibles para empezar. Ocupan muy poco espacio, permiten realizar con ellas una gran variedad de ejercicios (especialmente si las mancuernas permiten ajustar el peso cambiando discos), y nos vendrán muy bien para entrenar si las acompañamos de unas colchonetas para el suelo, que evitarán golpes y ruidos molestos.

discos

Los siguientes elementos que más utilizaremos en general, y que tampoco ocupan demasiado espacio ni tienen un precio excesivo son un banco y una barra de dominadas. El banco permite realizar presses y abdominales, y la barra de dominadas aporta variedad y se puede colocar en casi cualquier parte.

El tema del espacio es muy importante, ya que una pequeña inversión puede ser más que suficiente para complementar un local pequeño, como una habitación o trastero. En estos casos, una inversión de entre 50 y 200 euros puede ser suficiente para hacerse con unas mancuernas y algo más de equipo. Aquí también influye el nivel y objetivos de cada uno, ya que aunque esto pueda valer de sobra para un principiante o novato, alguien más experimentado necesitará algo más completo, con mayor cantidad de discos y otros elementos, como jaulas de potencia. En estos casos, la inversión sería bastante superior, aunque también variable, y podría superar fácilmente los 1000 euros.

Trabajo cardiovascular

gimnasio casa 2

Debemos recordar que no todo en un gimnasio son las pesas, y es que mucha gente aprovecha las opciones disponibles en ellos para realizar ejercicio cardiovascular. Esto podemos trasladarlo igualmente a casa, ya sea para perder peso o para aprovechar los beneficios que genera en el corazón.

Los principales aparatos que podemos encontrar son la bicicleta estática y la cinta de correr, aunque también hay otras opciones, como las bicicletas elípticas (cada vez más utilizadas), o las máquinas vibratorias. En cuanto a las bicicletas estáticas, ya comentamos algunos puntos que debíamos tener en cuenta a la hora de elegirlas, pero tanto en ellas como en las cintas de correr siempre será más fácil entrenar con ellas si nos proporcionan información como la velocidad, el tiempo o las pulsaciones.

En definitiva, si te decides por montar tu propio gimnasio en casa, debes saber que no siempre tiene por qué suponer un gran desembolso, y que en ocasiones incluso ahorrarás dinero a medio plazo, y especialmente tiempo cuando no dispones de facilidades para acudir a un gimnasio.

Última actualización: 6 de February, 2014

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida. Puedes ver mi perfil en Linkedin.

Sigue leyendo