La naranja, mucho más que vitamina C

COMPARTIR 0 TWITTEAR

naranjas y zumo

Durante las últimas semanas, hemos ido revisando algunos alimentos, generalmente frutas, que presentaban algunos beneficios que a menudo son desconocidos para muchos, como ha sido el caso de la manzana o de la uva. En esta ocasión veremos la naranja, conocida fuente de vitamina C, pero que además presenta otras muchas ventajas, como que sus partes blancas son ricas en fibra o que la cáscara podría reducir el colesterol. Veamos algo más en profundidad cuáles son sus principales beneficios.

La naranja es una fruta de consumo muy habitual para mucha gente, pero no por estar acostumbrados a verla debemos olvidar el gran valor que tiene. Además, es ideal para complementar una dieta baja en calorías, con lo que su consumo diario es muy recomendable, dando la posibilidad de convertirla en zumo, lo que dará variedad (aunque así se pierden algunos de sus efectos positivos).

Principales beneficios

La naranja regula la digestión, combatiendo el estreñimiento por su contenido en celulosa, especialmente en ayunas o acompañado de ciruelas secas. También ayuda a asimilar el hierro, por lo que es muy recomendable en caso de padecer anemia. Acompañar alimentos ricos en hierro con un zumo de naranja recién exprimido hará que el organismo asimile mucho mejor este mineral debido al alto contenido de vitamina C de esta fruta.

naranjas

Otro efecto beneficioso de la naranja y la vitamina C es que aumenta el colágeno, cuya importancia hemos comentado también en alguna ocasión, siendo un gran antiarrugas y también muy buen antioxidante. Hay estudios que sostienen que tomar una naranja diaria puede reducir hasta un 50 % el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, en concreto tumores malignos en la boca, la laringe o el estómago. Se le atribuye también una disminución del 19 % en las probabilidades de padecer un infarto cerebral.

Incluso la cáscara puede ser útil

Como he dicho, se ha descubierto en recientes estudios que la piel o cáscara de la naranja puede reducir el nivel de colesterol, especialmente al combinarlo con vitamina E. La piel constituye un antioxidante muy potente. Tiene también pectina e hidratos de carbono, sustancias que favorecen el crecimiento de bacterias beneficiosas en el intestino.

Las naranjas son, por tanto, una fruta ideal por sus muchos beneficios para la salud, que tiene pocas calorías y permite ser consumida de muchas formas. A la hora de elegirlas, fíjate más en su peso que en su color, evitando las que parezcan huecas. Guárdalas en el frigorífico si vas a tardar días en consumirla, o de lo contrario déjalas fuera, pero asegúrate de que no falten en tu dieta, acabarás notando la diferencia.

Archivado en Colágeno, Digestión, Frutas y verduras, Manzana, Naranja, Vitaminas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs