Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Preparación física en el padel Actualmente nos encontramos con modalidades deportivas en auge debido a la gran aceptación social que tienen. El padel es una de las prácticas que más ha aumentado su número de aficionados en la última década y cada día son miles las personas que comienzan a aficionarse. Son múltiples los beneficios de este deporte, con un elevado componente social ya que es practicado habitualmente por parejas. Fundamentalmente técnico, solamente requiere una cierta condición física de base por lo que el entrenamiento va encaminado a los distintos movimientos ejecutados. Hoy os damos algunas pinceladas sobre algunos ejercicios que podréis practicar para no ceder un set.

Qué trabajar

El padel se caracteriza por movimientos rápidos y explosivos, muy parecidos a los del tenis. Arrancadas veloces aseguran en muchas ocasiones llegar a bolas cercanas a la red o llegar atrás para defender la pared.

El contexto varía constantemente lo que obliga al jugador a adaptarse a las distintas situaciones de juego en función del golpeo del rival, la posición del compañero, etc.

Las principales aptitudes que se pueden entrenar, sobre todo a nivel amateur son:

  • La fuerza explosiva, especialmente del tren inferior. Se define como la mayor fuerza realizada en el menor tiempo posible, en el caso del padel con desplazamiento.

    Las lesiones más frecuentes de este deporte vienen por un déficit de este tipo de fuerza. Trabajarlo es importante para llegar a cualquier punto del campo ya que uno de los posibles objetivos del rival es buscar aquellas zonas del campo libre de defensa.

  • Tonificación muscular. Un buen tono muscular, tanto en segmentos superiores como en inferiores, es la base de una buena técnica.

    Hay situaciones del partido que demandan un fuerte golpeo que haga rebotar la bola lo más lejos posible de la pared contraria para desajustar a los contrincantes.

  • Imprescindible, la técnica. Múltiples ejercicios para mejorarla que podrás practicar de forma individual o acompañado.

    El saque, la recepción, el golpeo, el revés… Son muchas las opciones a trabajar aunque la mejor manera de mejorar es partida a partida.

  • La resistencia también juega un papel importante en este deporte. Aunque no sea un ejercicio de larga duración sí puede decantar el partido hacia un lado u otro.

    Estar al 100% en cada set dependerá de tu aguante a la fatiga ante esfuerzos de corta duración. El entrenamiento aeróbico no debe faltar en tu rutina.

Cómo entrenarse

Fuerza explosiva

Puedes completar el trabajo en el gimnasio o en la propia pista de padel. Para aquellos que deseen lo primero, algunos ejercicios recomendados son la arrancada olímpica, el levantamiento con kettlebell, press de banca disminuyendo el peso progresivamente… Lo más funcional es entrenar a pie de pista con ejercicios pliométricos.

Multisaltos, saltos a la comba, saltos a un cajón, saltos entre aros, saltos con escaleras, etc. En el siguiente vídeo podéis observar un ejemplo de entrenamiento pliométrico combinado con coordinación, una estupenda forma de trabajar dos aspectos predominantes en el padel.

Tonificación muscular

Entrenamiento funcional con TRX para el padel

Las dos opciones para este tipo de trabajo se encuentran entre el propio peso corporal o con mancuernas. El número de repeticiones no debe ser inferior a 12 ya que se estaría trabajando la hipertrofia.

Los movimientos rápidos del padel necesitan una cierta fuerza muscular pero que sea efectiva, es decir, no nos vale de nada aumentar nuestra sección muscular siendo incapaces de transmitir esa fuerza a la bola.

Las flexiones o sentadillas son algunos ejemplos pero el más útil puede ser el entrenamiento funcional. Usar estos ejercicios de TRX o algún material similar te ayudará a desarrollar tu tono muscular de una manera eficaz para el padel.

Técnica

Lo primero que debes conocer es la técnica de cada golpeo en este deporte. Una vez asimilada solo queda mejorarla. Los cestos son un medio muy utilizado en el padel, cuyo objetivo es enfocar la trayectoria de la bola para colarla dentro del mismo.

Un compañero que golpee hacia el lado que deseas también te hará mejorar. Otra opción es trabajar los distintos puntos de impacto de la pala, para mandar de una forma u otra la pelota al campo contrario.

Puedes entrenar de forma aislada cada situación (saque, mate, passing…) o globalizada combinando distintas facetas del juego.

Aunque, sin duda, el mejor entrenamiento es la práctica regular.

Resistencia

Debe desarrollarse siempre paralelamente el tono muscular. Dependiendo de las necesidades individuales se incidirá más sobre una intensidad u otra.

El peso determina en muchas ocasiones las aptitudes anteriores, por lo que necesitarás una pérdida de grasa para ganar ventaja en esta modalidad (75% de la frecuencia cardíaca máxima).

En caso contrario, bastará con un entrenamiento a intensidad media un par de veces a la semana aguantando más de 30 o 35 minutos cada sesión.

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo