Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Las uñas pueden ser el reflejo de tu estado de salud

Uñas salud

El problema más común que puede presentarse en las uñas es conocido como uñero. También llamado uña encarnada, el uñero es un problema doloroso que sin embargo no es grave. No obstante, sí hay algunos síntomas que pueden indicar ciertos trastornos y que se presentan a través de las uñas. Éstas, al tener una regeneración permanente (como el pelo), darán una información reciente y válida sobre los posibles problemas.

Las uñas sanas son lisas y presentan una coloración uniforme. En el caso de que tengan una tonalidad anormal, se rompan con facilidad o presenten unas formas determinadas, puede haber un problema interno que necesite ser tratado. Veamos algunos datos que nos ayudarán a identificar posibles alteraciones.

Forma, color y fragilidad

Las uñas están formadas por capas de una proteína endurecida llamada queratina. Aunque algunas alteraciones son simplemente estéticas, hay veces que pueden ser indicativas de enfermedades pulmonares, cardíacas, hepáticas o diabetes.

Las uñas con forma de cuchara (cóncavas mirando desde arriba), pueden denotar anormalidades renales, óseas y glaucoma. Esta deformidad también se asocia al déficit prolongado de hierro, por lo que un análisis es recomendable. En el caso de los niños, sin embargo, este tipo de alteración es más común y suele corregirse con el tiempo. Otras posibles causas de este problema son la carencia de vitaminas o la manipulación de determinados productos químicos. En el caso de las uñas planas y con cavidades (pequeños hundimientos), casi siempre es síntoma de falta de hierro.

En cuanto al color, lo habitual es un tono rosado, con sensaciones suaves al tacto y sin relieve. La aparición de pequeñas manchas blancas es una de las alteraciones más comunes, pero suelen deberse a pequeños golpes que carecen de importancia. También es habitual en quien padece psoriasis, y en estos casos será el dermatólogo quien deberá tratar el problema. En caso de que las uñas sean completamente blancas, el problema de base puede ser la cirrosis, o incluso que el organismo tiene pocas defensas.

Cuidar uñas

Las manchas amarillas suelen deberse al consumo de tabaco, aunque también hay ciertos alimentos (o la alimentación deficiente y falta de ciertas vitaminas), que pueden llegar a originarlas. Otra posible causa es algún trastorno respiratorio, o una enfermedad dermatológica (como la comentada psoriasis). La aparición de una marca en forma de línea suele ser un simple golpe, aunque si son muchas también pueden deberse a un virus.

Una excesiva fragilidad de las uñas, por otra parte, puede deberse simplemente al envejecimiento o a la utilización de productos químicos, aunque también puede esconder una falta de vitaminas o incluso alguna patología renal. El crecimiento lento puede darse con ciertas enfermedades crónicas (debido entre otras cosas a que algunos medicamentos pueden provocar carencia de vitaminas) o a la desnutrición.

Así que ya sabes, si tus uñas presentan alguno de estos problemas no tienes por qué alarmarte, pero puede ser recomendable que revises tu alimentación o consultes con algún médico, tu cuerpo al completo puede acabar agradeciéndotelo.

Última actualización: 18 de February, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo