Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

La alimentación para combatir la ansiedad y el estrés

Comida relajante

Hoy en día, la mayoría de la gente lleva una vida llena de obligaciones y ocupaciones, lo que hace que caer en estados de ansiedad y estrés elevados sea cada vez más común. Además, lo que muchos no saben es que el propio control por lo que comen puede hacer que el hambre incremente todavía más este estado, cayendo finalmente en alimentos nada recomendables que perjudiquen todavía más la salud.

Con la ansiedad también sube el nivel de adrenalina, lo que reduce la capacidad de autocontrol y favorece la caída en hábitos poco sanos como el tabaco o el de comer en exceso. De igual modo, los bajos niveles de serotonina (neurotransmisor cerebral que tiene que ver con el estado de ánimo) afectan al apetito, aumentando la ansiedad por comer. Veamos qué elementos (y alimentos) no deben faltar en nuestra dieta para evitar este proceso.

Comiendo bien ante los nervios

Nueces y frutos secos

Es necesario ingerir alimentos que contengan vitamina B (B1, B6, B12), magnesio y triptófano. La falta de estos elementos, que puede darse especialmente en dietas bajas en calorías para adelgazar, perjudicará nuestra capacidad de controlar el estrés y calmar los nervios. El magnesio tiene propiedades relajantes que mantienen a raya el ritmo cardiovascular, y puede obtenerse de comer nueces o algunos frutos secos, además de en legumbres, alimentos integrales y verduras de hoja como espinacas y acelgas.

El triptófano, por su parte, es un aminoácido (parte de las proteínas) que se transforma en serotonina por medio de determinados procesos metabólicos. Ya he comentado que los bajos niveles de serotonina están asociados a un bajo estado de ánimo, por lo que mantener el consumo de alimentos que contengan triptófano es importante. Entre ellos, podemos citar algunas fuentes de proteínas como las carnes, pescados o huevos, y también alguna fruta como el plátano o la piña.

La vitamina B también interviene en los procesos de síntesis de la serotonina, en especial la B6. Es necesaria también para la formación de las vainas de mielina de las neuronas, que sirven para que las células transmitan los mensajes adecuadamente. Si falta, se incrementa el nerviosismo y la ansiedad. Es conveniente incrementar el consumo de copos de avena con germen de trigo y levadura de cerveza en épocas de estrés elevado. Los hidratos de carbono complejos también incrementan la cantidad de serotonina, por lo que actúan como relajantes en cierta medida.

Por todo esto, y aunque la variedad de alimentos que podemos tomar es mucho más amplia, debes concienciarte de que la alimentación tiene un efecto directo sobre el estado de ánimo, y que si faltan los elementos antes mencionados pueden incrementarse los niveles de estrés y ansiedad. Tenlo en cuenta especialmente si quieres adelgazar en una época de mucha ansiedad, pero no debes olvidarlo en ningún caso.

Última actualización: 16 de March, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo