Aprende a elaborar tu propia bebida isotónica

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Bebida isotónica casera Son el complemento inseparable de todo deportista. Puedes verlas comúnmente alado de mucha gente que lleva a cabo una actividad física, pero lo cierto es que su utilidad no es la misma para cualquier práctica. Las empresas fabricantes hacen creer que su producto es la panacea al problema natural de la deshidratación, pero lo cierto es que la mayoría de ellas poseen en su composición productos inservibles para mejorar los niveles de hidratación del organismo ante determinadas actividades. Hoy os queremos enseñar a elaborar de forma casera vuestra propia bebida isotónica. Algo sencillo, útil y muy económico.

Las bebidas isotónicas

Bebidas isotónicas

La eficacia real de las bebidas isotónicas está en aquellas actividades que se alargan más de 1 hora de duración a una intensidad más o menos elevada. Por debajo de ese tiempo el efecto de la bebida será muy similar al del agua, por lo que estaremos ingiriendo algo más caro sin beneficios reales. De hecho, para los que usan esta mezcla de ejercicio físico inferior a una hora y bebida isotónica, los resultados son contraproducentes ya que unos 600 ml aporta alrededor de 140 calorías. Esa cantidad es superior a las calorías que podemos quemar caminando media hora sobre la cinta.

Elaborando tu propia bebida podrás restar el efecto negativo de una gran cantidad de colorantes, aromas, etc. Los ingredientes para su elaboración son fáciles de encontrar en cualquier supermercado: agua, azúcar, bicarbonato de sodio y limón. Otra ventaja que ofrece la elaboración casera es que puedes regular la cantidad de azúcar que deseas ingerir. En las bebidas isotónicas convencionales dicha cantidad varía demasiado, siendo perjudicial tanto un déficit (menos del 5%) como un exceso (más del 10%) que podría provocar un vaciamiento gástrico derivado en diarrea.

Receta

  • 1 L de agua.
  • 1/2 cucharada de bicarbonato sódico. Hay estudios que hacen creer que este ingrediente ayuda a alargar la aparición de la fatiga y a reducir los niveles de ácido láctico en nuestro organismo.
  • 1/2 cucharada de sal (tamaño pequeño). Ayuda a reponer el sodio perdido durante la práctica deportiva de larga duración.
  • Un zumo de 2 limones. Dará sabor y electrolitos.
  • Una cucharada de azúcar. Glucosa y fructosa para llenar los depósitos vacíos.

Como ves la forma de elaboración no tiene ningún secreto. Mezcla los ingredientes anteriormente expuestos con el litro de agua y ya tendrás tu bebida isotónica preparada. Además podrás añadir otros componentes como la miel en vez de el azúcar para endulzar más tu bebida. Si conoces alguna receta distinta o algún truco para mejorarla, coméntala más abajo.

Archivado en Agua, Azúcares, Bebidas, Deportes, Hidratación, Sales minerales
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion