Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Consejos para las comidas en el trabajo

Personas comiendo en el trabajo

Comer en el trabajo es una práctica cada vez más habitual, sobre todo para las personas que viven en una gran ciudad y tienen la casa lejos, o para algunos estudiantes que tienen una situación similar. Hace unos años todo el mundo iba a los bares y restaurantes de la zona a comer, pero si tenemos que apretarnos el cinturón, hoy os vamos a dejar algunas soluciones que nos van a hacer ahorrar y además podemos convertir esta comida del día en una práctica muy sana y saludable.

En primer lugar, debemos pensar que si nos hacemos nuestra propia comida, siempre vamos a saber lo que lleva, nos vamos a ahorrar algo de dinero y además podemos elegir todo, incluso hacerla tan sana como nos apetezca, y es por ello que hoy os vamos a ayudar con el menú del rato que nos dan en el trabajo para ello. Además las propuestas son rápidas y fáciles, para que perdáis el menor tiempo posible con ello.

  • Sándwiches: y es que este alimento, que es tan sencillo y rápido de hacer, también admite una gran cantidad de variables con las que hacerlo, por lo que si nos hacemos unos sándwiches vegetales, o de carne magra del tipo jamón york o de pavo, o de queso bajo en grasa, vamos a conseguir tener un buen alimento sin demasiada grasa. Además, siempre podremos añadirle otros alimentos muy sanos como brotes de soja, tomates, cebolla, etc., que nos harán el sándwich mucho más completo.

  • Ensaladas: siempre tendremos esta opción que es tan sana y tan versátil. Normalmente es aconsejable comprar la lechuga, y los demás componentes por separado y hacerla a nuestro gusto, pero todos hemos visto en los supermercados como proliferan las ensaladas ya hechas, ya sean de pasta en recipientes cerrados, o en bolsas con lechuga, remolacha, zanahoria, etc. Además, siempre podemos ponerle alguna salsa, y algo más de comida extra como queso, tomate, jamón york, atún y todo lo que se nos ocurra que pueda ser sano. Además, esto nos aportará mucha fibra y pocas calorías, sobre todo los alimentos verdes.

  • Sobras de la cena: todos hemos hecho esto alguna vez, y es que tomar una porción de la cena sobrante del día anterior nos va a ahorrar mucho tiempo. Además, si esta cena es saludable, vamos a conseguir tener una doble porción, y por lo tanto, doble beneficio.

  • Postre: el postre siempre es una parte importante de nuestro almuerzo, y si comemos en la oficina no podemos olvidarlo. Este puede estar compuesto de algún lácteo, como un yogur, que nos proporcionará muchos beneficios, sobre todo a los huesos, o bien una pieza de fruta, que puede variar de un día a otro, y que nos va a dar las vitaminas que necesitamos para pasar lo que resta de día.

Como hemos podido ver, tener el almuerzo para cuando estamos trabajando es menos quebradero de cabeza de lo que puede parecer, y si seguís nuestros consejos, además, va a ser una comida muy sana y nutritiva, que nos aportará la energía necesaria para pasar el día y más si combinamos entre varias opciones.

Última actualización: 21 de March, 2014

José Enrique Vacas

Foto José Enrique Vacas

Cordobés, licenciado en Ciencias Ambientales y estudiante continuo del medio. Aficionado al deporte desde que me conozco, interesado en innumerables temas y abierto siempre a nuevas experiencias. Siempre hay algún sitio por donde viajar y aprender.

Sigue leyendo