Cómo podemos cuidar nuestras rodillas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Lesión de rodilla

Las rodillas son la mayor y quizás una de las más complejas articulaciones de nuestro cuerpo, y estas sufren mucho debido al paso de los años y al peso corporal, ya que los desequilibrios propios del mismo nos dañan poco las rodillas. Según lo dicho, las personas mayores o con sobrepeso son las que sufren los mayores daños, pero también se pueden dar en personas jóvenes o delgadas si no tenemos una musculatura acorde, por lo tanto el deporte es esencial para preservar nuestra salud en esta zona del cuerpo.

Las lesiones o dolencias que más afectan a esta articulación son la artrosis o artritis que padecen muchos mayores, las lesiones provocadas por el deporte como las de menisco y ligamentos cruzados pasando por las causadas por el desgaste de la cara posterior de la rótula.

Por lo tanto, practicar deporte es una solución muy buena tanto para ganar musculatura en las zonas circundantes a la rodilla y para bajar peso, pero tendremos que tener cuidado con cómo lo realizamos, ya que, por ejemplo, deportes como el fútbol, nos pueden hacer alguna lesión por alguna entrada fuerte o por pisar mal, siendo casos fortuitos, pero si hablamos de pádel o tenis, las lesiones vienen por un desgaste por el sobre uso de le exigimos a la rodilla.

Algunos ejercicios y consejos

Un ejemplo de ejercicios pueden ser os denominados ejercicios isométricos, que consisten en contraer los músculos sin estar en movimiento. Por ejemplo, un ejercicio de este tipo puede realizarse mientras se está tumbado en el sofá, extendiendo una pierna y aplicando tensión en ella, como si se intentaran marcar los músculos en ella. Por supuesto luego repetiríamos con la otra pierna.

Otros ejercicios beneficiosos, son por ejemplo los conocidos como los ejercicios propioceptivos, que consisten en quedarse con un pie en equilibrio sobre un objeto inestable, y que estamos acostumbrados a ver a muchos deportistas cuando lo hacen sobre superficies parecidas a balones u objetos similares preparados especialmente para ello, aunque también sirve una manta o una alfombra de gomaespuma.

Como consejo, también os podemos decir que la sujeción es básica para evitar este tipo de lesiones, así, por ejemplo, tendremos que tener cuidado con la sujeción en zapatillas, por lo que atarnos las zapatillas correctamente antes de hacer ejercicio se torna en básico, además de poder ayudarnos de rodilleras y otros productos de protección para según qué deportes siempre será una gran ayuda.

Archivado en Ejercicios, Lesiones, Ligamentos cruzados, Menisco, Rodillas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs