Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El deporte puede alterar los resultados médicos

Ejercicio médico

El deporte es beneficioso para la salud en muchos sentidos, ya las hemos comentado en multitud de ocasiones y de eso no hay duda.

Sin embargo, si haces ejercicio de forma habitual, debes tener en cuenta que ciertas acciones, como grandes esfuerzos, pueden alterar momentáneamente ciertos valores de los resultados médicos.

Es importante avisar al médico de nuestra actividad reciente para evitar confusiones sobre ciertos problemas.

Como ejemplo, debemos saber que el ejercicio sube las pulsaciones a corto plazo, pero las baja con el tiempo, por lo que podrían pensar que tenemos problemas tanto por un lado como por el otro en caso de desconocimiento.

Te contamos algunos valores que pueden verse alterados por el ejercicio, y con qué puede confundirse:

Ejercicio salud

  • Una carrera especialmente dura, con las pequeñas roturas de fibras de músculo que conlleva, puede elevar los niveles de creatin kinasa, llegando a hacer imposible saber al médico si también hay daños musculares por problemas de corazón o por efecto de algún medicamento.

    Ello no debe ser preocupante en estos casos, siendo recomendable simplemente repetir la prueba en otro momento.

  • Si abusas del ibuprofeno o algún otro antiinflamatorio para contrarrestar los dolores producidos por el ejercicio, también pueden alterarse valores que indiquen daño (en principio no tiene por qué ser grave) en los riñones.

    En estos casos, sí es recomendable reducir su consumo, y es posible que lo notes a través de la fatiga o los problemas para dormir.

  • El control de los electrolitos sirve para comprobar problemas como la diabetes o enfermedades de corazón, y éstos pueden alterarse por esfuerzos elevados y agotamiento tras el ejercicio.

    Si se desarrollan dolores de cabeza con frecuencia, en cambio, sí es posible que deban tomarse medidas.

  • En un análisis de orina, podrían aparecer sangre y proteínas después de una tirada muy larga o un entrenamiento muy rápido.

    En caso de no ser debido a ello, este problema debe ser muy controlado, pues puede ser por causas como enfermedades de riñón o cáncer.

Estos son sólo algunos ejemplos de valores que pueden alterarse con el ejercicio.

Siempre es conveniente saberlo para evitarnos alarmas innecesarias, así como controlar los síntomas que sabemos que no deben aparecer debido a los esfuerzos y pueden ser señal de que algo anda mal.

En cualquier caso, cuanto mayor conocimiento, mayor cantidad de problemas podremos ahorrarnos.

Última actualización: 27/03/2014 a las 14:00

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo