Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Dedos felices

El trabajo de oficina (ya sea desarrolladores web, administrativos, arquitectos, diseñadores de interiores, etc.) siempre ha sido algo muy rechazado por aquellos que hacen deporte diariamente. Esta clase de empeños hacen que nuestro trasero crezca y nuestras manos se atrofien de tanto toquetear el teclado y el ratón del ordenador en una posición siempre similar. Hoy os vamos a enseñar una serie de sencillos ejercicios para practicar antes, durante y después de cada jornada laboral para no llegar irremediablemente a esta atrofia de las falanges de las manos que tanto se teme.

Al igual que con todos los ejercicios, en esta ocasión también será necesario escuchar a nuestro cuerpo, mantener la parte posterior del cuello y la columna vertebral estiradas y la caja torácica elevada. Recuerda respirar correctamente mientras se trabaja con los diferentes ejercicios.

Estiramientos de dedos y muñecas

Ejercicio 2 Comenzaremos con la mano derecha extendiéndola suavemente y elevando los dedos hacia nosotros con el otro brazo. A continuación debemos llevar los dedos lentamente a su posición inicial. Esto ayuda a mantener la palma de la mano abierta y estirada. Con esto conseguimos aflojar los dedos que tengamos rígidos y conseguir una mayor flexibilidad en toda la muñeca y dedos. Más tarde repetir con la otra mano.

  • Se recomienda realizar 10 estiramientos por mano muy lentamente.

Estiramiento del pulgar

Ejercicio 1 Tan importante como los demás dedos o quizá más es nuestro dedo pulgar. Por algo somos los únicos animales, junto al mono, en poder utilizar nuestro dedo pulgar para agarrar. Es importante tener este dedo bien flexible y trabajado. Para ello realizaremos el mismo estiramiento anterior pero únicamente con el dedo pulgar. En la imagen podéis ver el estiramiento del dedo índice pero podréis hacerlo con el pulgar y con todos ellos, uno a uno, para aseguraros de que todos estén bien estirados.

  • Cuidado de no estirar demasiado el pulgar hacia atrás, hay personas que tienen mayor flexibilidad en este dedo por herencia, pero no debemos forzarlo.

Palmas juntas

Ejercicio 3 Colocaremos las palmas juntas y enfrentadas con los dedos apuntando hacia el cielo, como si estuviéramos rezando. Estiramos los dedos y presionaremos firmemente las palmas entre sí. El movimiento debe comenzar a la altura de la barbilla y terminar con los codos elevados a la misma altura. Los dedos siempre mirando al cielo.

  • Deberemos mantener esta posición unos 10 segundos, para más tarde volver a repetir hasta un total de 12 veces.

Puños apretados

Ejercicio 4 Como el propio título indica, deberemos apretar los puños con las manos situadas a la altura de la cabeza a ambos lados de la misma. Mantener la presión unos 5 segundos y estirar totalmente todos los dedos. Mantener esa posición otros 5 segundos y volver a apretar. Así sucesivamente hasta completar 10 aperturas y 10 cierres.

Estos han sido unos ejercicios bastante sencillos y podrían pareceros algo simplones o tontos, pero debéis tener claro que sin éstos, vuestras manos sufrirán dolores por atrofia y os costará cada vez más estirar las palmas y los dedos. No dejéis que os pase y cada mañana hacer este trabajo, así como en los descansos y al llegar a casa. Vuestras manos os lo agradecerán cuando seáis mayores.

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo