Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Por qué entrenar con pesas siendo corredor

Entrenar corriendo

Muchas veces, el trabajo de pesas en el gimnasio (o en cualquier otro lugar) se asocia con pesadez e incremento de peso, pensando que es contrario a deportes que requieren movilidad o velocidad.

Sin embargo, y dependiendo del tipo de ejercicio específico que hagamos, y de cómo nos alimentemos, el levantamiento de pesas puede ser el complemento perfecto para muchos otros deportes.

Ya vimos cómo beneficiarnos de ello siendo futbolistas, y en esta ocasión veremos cómo un runner también puede aprovechar el gimnasio para mejorar corriendo.

Fortaleciendo al corredor

Aunque los culturistas y otras personas que trabajan en el gimnasio generalmente ganan mucho peso, lo hacen porque se entrenan y alimentan específicamente para ello, reduciendo a menudo el trabajo aeróbico al mínimo.

Un corredor que se entrena en el gimnasio normalmente perderá algo de grasa al principio, y ganará masa muscular.

Aunque puede que se suba un poco el peso al empezar, y las sensaciones sean un poco extrañas, llegando a lastrar las marcas en los primeros entrenamientos, esta preparación física dará un resultado positivo al poco tiempo, dejando al corredor más preparado para el esfuerzo.

Correr y pesas

Sin embargo, para obtener los resultados deseados del trabajo de pesas, hay que organizarlo bien en conjunto con los rodajes, o de lo contrario se lastrarán mutuamente.

Una buena idea puede ser dividir la preparación en tres partes, repartidas en un total de varios meses. En la primera, el trabajo de pesas y los de fuerza y potencia serían intensos, con rodajes suaves.

La segunda parte ya incidiría en el ritmo de competición, con rodajes algo más intensos y cambios de ritmo, incluyendo ejercicios de fuerza y pesas pero de menor intensidad.

En la tercera parte, estos últimos ejercicios prácticamente desaparecerían para dar paso a rodajes fuertes y series.

Con este tipo de entrenamiento, el corredor consigue una mejora física y base muscular que le permite desarrollar más en profundidad su faceta aeróbica.

Se notará especialmente en las piernas, que se resentirán mucho menos por la fatiga, principalmente en competiciones largas.

Sin embargo, aunque las piernas sean fundamentales, el trabajo de pesas debe comprender el cuerpo completo.

No deben faltar ejercicios como la zancada frontal para cuádriceps, glúteos o isquiotibiales, así como elevación de talones para gemelos, pero igualmente se debe incidir en otros implicados en el torso (como el press de banca), o el core (con abdominales y lumbares).

Por todo esto, si quieres mejorar como corredor, no lo dudes, las pesas pueden darte más rendimiento si entrenas correctamente y esperas los plazos necesarios.

Eso sí, hay que distribuirlos bien, y en caso de que tengan que coincidir el mismo día un rodaje y las pesas, hay que saber que se lastrarán en cierta medida, siendo más recomendable generalmente introducir las pesas en primer lugar por influir menos en el aeróbico que al contrario.

Última actualización: 04/03/2014 a las 14:00

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo