Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Plan de alimentación

Ahora que vamos abandonando el crudo invierno paulatinamente, llegan otras épocas de calor, más trabajo, estudios y una vacaciones de por medio para relajarnos un poco.

En los tiempos que corren uno/a puede engordar por cualquier cosa y os vamos a dar cinco consejos para evitar este aumento de peso y los porqués de esto.

No queremos que lleguéis a la recta final de la operación bikini con el trabajo acumulado. También es cierto que la receta para ganar un poquito de peso es quedarse en casa tapado con gran cantidad de mantas y comiendo porquerías.

Si es que nos ganamos esos kilos a pulso.

Ejercicio al aire libre (con frío)

Aun con el frío que hace salir a la calle a ejercitarnos puede suponer un aumento del trabajo físico. Nuestro cuerpo, como ya os comentamos en un artículo anteriormente, trabaja mejor si tiene que luchar por mantener su temperatura interna debido a un cambio brusco en el exterior del mismo.

En épocas de frío no vale con atrincherarnos junto al fuego y dejar pasar el tiempo, nuestro cuerpo necesita moverse.

Ejercitarse al aire fresco

Ya sea correr, andar, montar en bicicleta, patinaje sobre cualquier superficie… cualquier actividad al aire libre es más saludable que quedarse en casa encerrados.

Además, reduciremos nuestro estrés si evitamos pasar por el agobio de los gimnasios, que parece que los ofertan gratis o casi.

Tomar alimentos naturales

Es cierto que algunos alimentos pueden realmente ayudar a perder peso, por no hablar de reducir el riesgo de enfermedades.

Lo más probable es que ya estemos tomándolos de vez en cuando. Nosotros solo pedimos que se añadan en mayor cantidad a nuestra dieta semanal.

Las patatas de color naranja tienen una mayor cantidad de fibra, así que son las más recomendadas. Con ellas nos sentiremos llenos mucho más tiempo, por su lenta digestión.

Tomar manzanas, aunque sea dentro de un pastel, nos estará aportando parte de los beneficios que esta fruta nos aporta.

Plan de verduras

Aligeremos algunos platos

Un plato de macarrones con queso, una pizza casera con infinidad de ingredientes o un plato de tortitas recién hechas por la mañana no son platos que nos hagan reducir de peso.

Pero si utilizamos otros ingredientes que lo aligeren en cuanto al nivel de calorías, podremos transformar un plato tipicamente no muy sano en uno mucho más saludable con unos toques.

Por ejemplo, elaborando la salsa con calabaza, sustituyendo el bacon por tacos de pavo o pollo y utilizando queso parmesano, ya que su sabor es muy fuerte y con poca cantidad será suficiente.

Plato de macarrones

Tener un plan de alimentación

Todos deberíamos seguir nuestro propio plan de dietas, y no lo decimos nosotros sino todos los expertos. Cada persona es un mundo y, por ello, es necesario que nos alimentemos de una manera específica y diferente unos de otros.

Así que si tu cuerpo te pide una galleta, tómala, pero con moderación. Juega con tu plato, escoge las proteínas y los hidratos de carbono que más te convengan para tu dieta, esperad unos 20 minutos antes de coger un segundo plato de comida, para ver si realmente tenéis más hambre y no bebáis demasiadas calorías, el agua es lo mejor para comer, aunque un vasito de vino tinto es muy bueno para el corazón.

Y para los que suelen beber algo de alcohol, estaría bien sustituir la tónica o soda por agua con gas y limón exprimido.

Medición de barriga

Evita situaciones de estrés

Ya hemos pasado las fechas estresantes de compra de regalos de Navidad. Ahora se nos acumula el trabajo y los exámenes, y necesitamos evadir muchas responsabilidades para no ganar peso.

Así es amigos/as, vivir con estrés nos perjudicará en la medida que iremos aumentando de peso. Este estado hace que los niveles de cortisol aumenten, lo que obliga al cuerpo a retener la grasa.

A su vez, los niveles hormonales aumentan el hambre, lo que nos hará comer sin sentido.

Dolor de cabeza por estrés

Recuerda que, además de todo lo expuesto aquí arriba, debemos descansar bien cada día, nuestras ocho horas diarias de sueño, unos ocho vasos de agua al día y un mínimo de 30 minutos de ejercicio físico.

Con estas recomendaciones esperamos que os sintáis mucho mejor, las pongáis en práctica y nos comentéis vuestras impresiones tras un tiempo tomando nota de ello.

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo