Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Consejos para mejorar la digestión sin fármacos

Molestias digestión

No todo el mundo tiene el estómago igual de sensible, y hay personas que sufren habitualmente molestias y digestiones lentas y pesadas. No se trata de un problema aislado, ya que se estima que el 20% de la población adulta sufre de malas digestiones. Esto generalmente puede deberse al consumo de ciertos alimentos, a comer rápido o demasiado, o bien a alergias, tensión y estrés. Si no se soluciona, es un problema que puede acabar perjudicando a la salud, además de interferir en la vida diaria.

En la digestión, el cuerpo puede absorber los nutrientes de los alimentos en un proceso que dura entre 24 y 48 horas. Sin embargo, si es excesivamente lenta, la fermentación producida en el tracto digestivo puede acabar ocasionando distensión, malas sensaciones en el estómago o incluso diarreas, además de impedir que dicha absorción se produzca correctamente. Si tenemos dolor o malestar en la parte superior o central del abdomen puede que las malas digestiones sean la causa del problema.

Aunque recurrir a los fármacos (antiácidos, antiflatulentos…) puede ser una solución rápida, no siempre es recomendable, ya que la única medida duradera que podemos llevar a cabo es cuidar los hábitos alimenticios.

Acidez estómago

En caso de tener un estómago delicado, es preferible evitar los condimentos y picantes, ya que pueden irritarlo. Tampoco es muy recomendable la leche en personas sensibles, y aunque la fibra es beneficiosa, en exceso puede llegar a perjudicar. Las verduras crudas son igualmente más difíciles de asimilar, como pasa también con los ahumados y mariscos. Aunque una cantidad pequeña grasa puede favorecer las digestiones en ciertos casos, las carnes grasas en exceso generan sensación de pesadez. El alcohol debe ser evitado, y en caso de padecer gases no es conveniente consumir refrescos que los contengan.

Por otra parte, hay otros alimentos que ayudan a tener una buena digestión, beneficiándola. El yogur puede regular el tránsito intestinal, y la cocción suaviza las verduras, haciéndolas recomendables. No hay que olvidarse del pescado, y las carnes magras, que por su poco contenido graso son muy digestivas.

Por último, añadir que aunque la indigestión no suele ser un problema de salud serio, si las molestias duran varios días, y se combinan con otros síntomas como la pérdida de peso, la sangre en las heces o la sudoración y ansiedad, es conveniente consultarlo con el médico.

Última actualización: 31 de March, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo