Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Medir progresión en el gimnasio Cuantificar la cantidad de músculo que hemos ganado durante una rutina de gimnasio es algo complicado debido al elevado coste de los medios. Algo más útil es medir nuestros parámetros corporales para dar un valor a la cantidad de progreso obtenido en un tiempo determinado. Los procedimientos para ello no son nada complicados y únicamente necesitarás aparatos que están al alcance de cualquiera, siendo ésta una forma estupenda de reportarnos a nosotros mismos un feedback. A partir de los resultados, cambiaremos o no de rutina o variaremos ciertos aspectos nutricionales para continuar a paso firme hacia el objetivo marcado.

Cómo hacerlo

Cabe decir que existen multitud de procedimientos antropométricos para la medición de la composición corporal. Muchas no están al alcance de todos pero podemos aplicar algunos métodos sencillos de forma casera. Aunque no sean del todo fiables pueden ser de gran utilidad a lo largo de una rutina de hipertrofia. Quizá menos en la de tonificación ya que el diámetro muscular o parámetros corporales no aumentan tanto como en la anterior. Si quieres visualizar tu progreso, anota los siguientes datos:

  • Peso: tanto si buscas adelgazar como si tu objetivo es la ganancia de músculo es una cifra que debes conocer con cierta continuidad. Tampoco hay que volverse loco pesándose todos los días, pero si deberás subirte encima de la báscula un par de veces al mes. Es necesario que el pesaje se realice siempre del mismo modo, evitando interferencias por la ingesta de comida, ropa, calzado, etc. Intenta que el aparato sea el mismo en todo momento ya que muchos varían su sensibilidad pudiendo dar pie a confusiones.

  • IMC (índice de masa corporal): sirve para determinar el peso ideal según la estatura, la edad y el peso. Se trata de un parámetro más individualizado, pero no relevante desde el punto de vista médico ya que se calcula que en un 29% de los casos el resultado está por encima del real. Los valores “normales” se encuentran entre 18,5 y 25. Muchas básculas ofrecen este tipo de información, pero puedes calcularlo tu mismo a través de esta calculadora.

Medida del bíceps

  • Perímetros: para las rutina de hipertrofia es el dato más valorado si se quiere conocer la cantidad de volumen muscular obtenida. El material necesario está compuesto únicamente por una cinta métrica. La medición se realiza en las siguientes zonas corporales: brazo a la altura del bíceps (relajado), brazo flexionado y en tensión, cintura (mínimo), glúteos-cadera (máximo) y pantorrilla. Además puedes incluir el pectoral o el cuádriceps. Anotando las cantidades cada 2 semanas observarás un incremento en mayor o menor medida. Para no crear confusión, hazla algunas horas después de entrenar ya que la hipertrofia temporal tras el esfuerzo no refleja la realidad del crecimiento muscular. Tampoco aprietes en exceso la cinta, ya que dará una cantidad menor.

Aún así el progreso no lo marcarán los datos obtenidos, sino cómo te sientas a lo largo del entrenamiento. Hacerte a la idea de que estás consiguiendo resultados y visualizar los pequeños cambios en ocasiones tiene mayor efectividad que las propias pruebas. Entrena diariamente y come sano para llevar cada cifra hasta donde realmente deseas.

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo