Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Las mejores alternativas a la carne para obtener proteínas

Proteínas vegetales

Todo deportista necesita una buena proporción de proteínas en su dieta para recuperar y fortalecer la musculatura, debiendo consumirlas por ello generalmente en mayores cantidades que una persona sedentaria. Aunque las carnes magras como la de pollo o pavo pueden ser recomendables, las rojas suelen asociarse con enfermedades de corazón, o incluso cáncer. Si pretendes evitarlas, o simplemente tener un mayor abanico de posibilidades a tu disposición, aquí te presentamos algunas alternativas a la carne como fuente de obtención de proteínas.

Alimentos ricos en proteínas

En este artículo me centraré en alimentos ricos en proteínas que no sean de origen animal (además de la carne, los huevos, el pescado, los quesos o los lácteos suelen considerarse así). Aunque a menudo se piensa que las proteínas de origen vegetal no son tan completas como las de origen animal, esta diferencia no es tan radical, y podemos sacar buen provecho también de las primeras si así lo deseamos, pues también las hay con alto valor biológico.

  • Semillas y frutos secos: ambos son buena fuente de proteínas y, generalmente, grasas beneficiosas. Especialmente interesantes son las semillas de chía, que aportan 6 gramos de proteína y 10 de fibra por cada dos cucharadas, además de ácido alfa-linoléico (beneficioso para el corazón). También son recomendables las semillas de lino, y siempre hemos hablado de las bondades de las nueces.

  • Tofu: está hecho de leche cuajada de soja, prensada para convertirla en un bloque. Con el punto a favor de que es muy fácil de complementar con cualquier salsa, el tofu aporta más de 10 gramos de proteína por cada 100, además de muy poca grasa.

  • Alubias y lentejas: su contenido en proteínas depende del tipo concreto, pero también llegan a superar los 10 gramos por cada 100. Además, aportan hierro, que transporta oxígeno a las células para mantener la energía.

  • Leches de tipo no lácteo: además de la leche de vaca y otras similares, existen ciertos tipos de leches como la de soja, de la que podemos obtener unos 6 gramos de proteína por cada 240 ml. La leche de almendra también puede ser alternativa a la de vaca, pero su proporción de proteínas es más bien escasa.

guisantes

  • Guisantes: con más de 5 gramos de proteínas de cada 100, los guisantes suponen una gran opción por ser muy fáciles de cocinar y por servir como complemento para una gran cantidad de comidas.

En conclusión, sea porque prefieres evitar las proteínas de origen animal o porque buscas un complemento que añada variedad a tu dieta, debes saber que las comentadas son muy buenas opciones, además de otras muchas que también son recomendables y quizá te interese probar.

Última actualización: 16 de March, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo