Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Evita el estancamiento con los rangos parciales

Rangos parciales de movimiento para el estancamiento en el gimnasio Aportar nuevos estímulos al cuerpo es la clave de todo progreso en el mundo del entrenamiento. Nuestro organismo se acostumbra a cualquier esfuerzo, creando así la necesidad de variar de ejercicio para poder hacer visibles los resultados. Si sientes que estás estancado en el gimnasio es el momento de aplicar nuevas técnicas como el rango parcial de movimiento. Únicamente necesita algunas pautas para llevarlo a la práctica pero será la llave que necesitas si quieres dar un salto de calidad en tus entrenamientos. Atento a cómo se hace y a los beneficios de esta técnica.

Así se hace

El rango de movimiento articular (ROM) es el recorrido que una articulación es capaz de hacer en base a un movimiento determinado.

Depende de múltiples factores como la edad, lesiones anteriores, tipo de articulación… En cualquier ejercicio se intenta completar al máximo ese recorrido articular para trabajar por completo el músculo implicado.

Sin embargo la técnica de rango parcial de movimiento intenta reducirlo para movilizar grandes cantidades de peso cuando el nivel de musculación es más o menos avanzado.

Se aplica en un momento determinado de la rutina para evitar el estancamiento pero no debe ser un método que seguir de forma continua.

Ventajas

Evitar el estancamiento en el gimnasio

  • Permite mover más peso de lo habitual protegiendo la articulación de posibles lesiones.

    Con el rango parcial de movimiento podrás subir de peso y aprovechar al máximo el momento en que el músculo está más activo para provocar un mayor desarrollo.

  • La transferencia deportiva. Si practicas algún deporte en concreto siempre se busca llevar el trabajo de musculación a los gestos técnicos que esa modalidad requiere.

    Trabajando con rangos parciales podrás incidir exclusiva y aisladamente sobre dicho gesto. Por ejemplo entrenar un tiro de balonmano en las poleas altas utilizando el recorrido articular típico de la acción de lanzamiento.

  • Mejorar la técnica de un ejercicio. Por ejemplo, si en el curl de bíceps te cuesta más la fase inicial del movimiento concéntrico puedes centrar el esfuerzo en ese pequeño rango para así realizarlo correctamente en todo su recorrido.

Inconvenientes

  • Estudios científicos avalan que en el entrenamiento de salto vertical los resultados son peores aplicando rangos de movimiento parcial en el ejercicio de squat frente a la sentadilla profunda.

    Dicho en otras palabras, es mejor bajar hasta que los muslos toquen los gemelos que quedarse a medio recorrido.

  • La flexibilidad se ve reducida al no estirar al máximo el músculo en el ejercicio. El trabajo propioceptivo también se ve empeorado, algo que puede afectar al entrenamiento de deportistas.

  • Practicando exclusivamente esta técnica las lesiones están casi aseguradas. Debe servirnos para romper el estancamiento pero no debe sustituir el plan que teníamos establecido anteriormente.

    Además requiere en la mayoría de ocasiones la colaboración de un compañero para movilizar el peso una vez se haya producido el fallo muscular.

Si tienes una cierta experiencia en el gimnasio no dudes en aplicar esta técnica, pero insistimos en que debe ser algo puntual para obtener todos sus beneficios.

El estancamiento puede provocar desmotivación y ésta derivar en abandono. Existen otras muchas técnicas para evitarlo, así que sube un peldaño más en tu progreso.

Última actualización: 20/03/2014 a las 18:00

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo