Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Puede el agua ayudar a adelgazar?

Agua adelgazar

A la hora de buscar perder peso, es necesario adaptar la dieta para que los alimentos que tomamos lo favorezcan, o al menos no lo dificulten.

Es habitual plantearnos si un producto u otro es bueno para adelgazar o no lo es, pero no siempre tenemos en cuenta el agua en estas valoraciones.

Recientes estudios demuestran que beber agua en las cantidades adecuadas contribuye realmente a adelgazar, aunque evidentemente no podemos esperar milagros.

Veamos cómo nos afecta.

Agua para consumir calorías

Según los estudios que comento, cuando se consume agua a temperatura inferior a la de nuestro cuerpo (unos 37 grados), posee un efecto termogénico.

Esto quiere decir que al tomarla fría, el cuerpo debe gastar energía (y con ello, calorías) en calentarla antes de eliminarla, con lo que podemos aprovecharla como un extra para perder peso.

No estamos hablando de tremendos gastos calóricos, sino como digo se trata de un complemento, pero el tomar entre seis y ocho litros de agua diarios (lo cual no debe hacerse de golpe) estaremos consumiendo unas 90 o 100 kcal.

La cantidad comentada equivale aproximadamente a un litro y medio, y puede incluir otro tipo de líquidos como ciertas infusiones o zumos.

Otro aspecto en el que el agua ayuda a adelgazar es en la sensación de saciedad que produce, por lo que tomarla antes de las comidas ayuda a reducir la cantidad de alimentos que ingeriremos después.

Beber perder peso

En cuanto a tomarla con la comida, es una creencia extendida que esto engorda, pero la realidad es que igualmente no aporta calorías, y que, aunque pueda parecer al contrario, es necesario tomar agua para evitar la retención de líquidos.

Su efecto saciante, además, también es efectivo durante las comidas.

Para terminar, es importante recalcar que también son recomendables otras fuentes de líquidos como pueden ser las infusiones frías, las limonadas caseras sin azúcar o los zumos caseros de frutas.

Los caldos vegetales también son ideales para reponer líquidos.

No hay que olvidar que el agua y el resto de bebidas tendrán un mayor impacto cuanto más frías estén, y que las cantidades excesivas de agua (especialmente si se acompañan de una dieta hipocalórica) pueden llevar a una hiponatremia o baja concentración de sodio en la sangre, lo que puede derivar en vómitos, calambres o problemas aún más serios.

Última actualización: 13/04/2014 a las 10:00

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo