Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Pretendes aumentar tu consumo de verduras? Te ayudamos a hacerlo fácil

Verduras

Comer fruta y verdura es beneficioso para la salud, y eso nos lo vienen diciendo probablemente desde que éramos pequeños. De hecho, es recomendable tomar entre cinco y nueve raciones de estos alimentos para tener buena salud, pero hay estudios que señalan que muy poca gente lo cumple. Es posible que pensaras que comías lo suficiente porque tu salud a día de hoy es buena, pero ya has visto que (pese a que no es fácil saber la cantidad exacta de verduras recomendables para cada uno) normalmente esto dista bastante de la realidad.

Más verduras para estar saludable

Si estás decidido a aumentar tu consumo de verduras, debes saber que, especialmente si no te gustan demasiado, hay formas de cubrir las necesidades más sutiles. Con esto quiero decir que no es lo mismo llenar un cuenco de verduras y comértelo que añadir lechuga a un sándwich y complementarlo con un par de zanahorias. Una recomendación general sería poner las verduras en primer lugar, antes de tener el estómago lleno, esto hará más fácil comerlas.

En cualquier caso no todos dejan de comer verduras porque no les gusten, sino que hay quienes lo hacen por dejadez o porque no le dan excesiva importancia. Para abrir las posibilidades, hay que decir que una ración de verduras podría ser media taza de vegetales crudos, un pequeño pimiento, algunas zanahorias, media taza de calabaza cocida… Otras medidas recomendables son:

Comer verdura fruta

  • Como he dicho, una buena forma de aumentar la cantidad de verduras totales es variar el contenido de un sándwich introduciendo tomates, lechuga o pepino y reducir otros componentes como el chorizo.

  • Introduce las verduras en el desayuno. Tomates, cebollas, pimientos, setas para una tortilla o huevos revueltos, las posibilidades son muchísimas, y todos ellos constituyen desayunos saludables.

  • Planificar los ataques de hambre manteniendo algunas verduras ya cortadas y salsa de yogur, por ejemplo, puede ayudarnos a cubrir las necesidades diarias y evitar a la vez alimentos poco o nada recomendables en grandes cantidades.

  • El queso rallado puede servir como buen complemento. Al igual que pasa con las salsas, el queso tiene casi infinitas posibilidades que ayudarán a que las verduras no tengan siempre el mismo sabor, haciendo menos probable el aburrimiento.

En definitiva, las posibilidades son muchas, pero la idea es la misma, pensar nuevas formas de introducir las verduras en nuestras comidas habituales para al menos llegar a los mínimos recomendables. Además, son muy útiles para adelgazar, por lo que los resultados deberían verse tanto por fuera como por dentro.

Última actualización: 7 de April, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo