Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Batido de proteínas casero No hay duda que la naturalidad de los productos siempre conllevará más beneficios que cualquier otro alimento más procesado. Es el caso de los batidos de proteínas, una suplementación que tiene como finalidad incrementar la rapidez de creación de fibras musculares tras un entrenamiento de fuerza. Generalmente son consumidos mediante los botes gigantes con sustancias variables como la proteína de suero o la caseína. Al contrario de lo que se cree estos batidos pueden ser imitados en casa con alimentos naturales sabiendo qué mezclar en la batidora. Para que te sea lo más sencillo posible, tu batido de proteínas casero deberá estar compuesto por estos ingredientes.

Primero: la base

Normalmente todos los batidos naturales llevan unos componentes básicos que le aportan un nivel mínimo de contenido proteico. Esta base estará compuesta por los siguientes alimentos:

  • Leche desnatada, de soja o de almendras. Cuanto menor sea el nivel de grasa más eficaz será nuestro batido. Puedes darle variedad tomando cada día un tipo de leche distinta.

  • Yogur desnatado o bajo en grasa. En tu supermercado seguro que hay una línea de yogures bajos en grasa (conocidos como 0%) Aprovéchalos y ya tienes un nuevo lácteo que añadir a tu batido. Evita el yogur natural con gran cantidad de azúcar pues contrarrestará los beneficios del batido y nosotros podremos añadirle más tarde miel o la cantidad de azúcar deseada.

Segundo: las proteínas

Son el nutriente esencial en la mezcla. Podemos obtenerlas de distintas fuentes, pero las más comunes y fáciles de encontrar son:

Proteína clara huevo

  • Claras de huevo: entre 2 y 3 claras separadas de las yemas. Un consejo muy efectivo es meterlas en el microondas durante 2 o 3 minutos para que se cuezan. De esta manera nuestro cuerpo las asimilará con mayor facilidad.

  • Queso batido: entre medio y un vaso completo. Compuesto por caseína de lenta absorción para elevar el porcentaje proteico del batido. Si quieres obtenerlas rápidamente el requesón, al ser de absorción rápida, será más recomendable.

Tercero: fruta y otros componentes

Dará el sabor exclusivo al batido de proteínas. Aquí depende de los gustos del consumidor, pero lo más común es batir manzana, fresas o plátano. También es una estupenda opción añadir frutas exóticas como la piña. Además de todo lo mencionado hasta ahora puedes añadir otros nutrientes extra como la vainilla, canela, frutos secos, miel, etc.

La única diferencia entre el batido de proteínas casero y el que se consume en tiendas de nutrición es la cantidad de kilocalorías entre uno y otro. Los batidos en polvo no tienen apenas lactosa, algo que puede venirnos bien o mal según nuestro objetivo. Mezcla en tu batidora los ingredientes anteriores y tendrás un rico batido de proteínas totalmente casero.

Última actualización: 9 de abril, 2014

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo