Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Té negro: qué es y en qué puede beneficiarnos

Té negro beneficios

Tomar una taza de té de vez en cuando puede ser mucho más que un simple pasatiempo. Este hábito saludable puede ayudarnos en muchos sentidos, y es que, además de relajarnos, el té puede tener múltiples propiedades en función de la variedad.

Si hablamos concretamente sobre el té negro, sabemos que en realidad procede de la misma planta que el té verde, pero su proceso de obtención es distinto.

La diferencia es que el negro se fermenta a una temperatura de 27 grados, adquiriendo así un color oscuro y un sabor aromático.

El té negro debe sus propiedades principales a la composición de sus hojas, en las que los alcaloides conocidos como “bases xánticas” (siendo la teofilina y la cafeína las más abundantes) son sus activos más característicos.

Entre sus beneficios, tenemos:

Infusión té negro

  • Mente despierta: el efecto estimulante que ejerce sobre el sistema nervioso central activa la mente, además de aliviar la fatiga (física y mental).

    También contribuye a calmar el dolor de cabeza o cefalea, aunque debe consumirse con precaución si se tienen dificultades para conciliar el sueño.

  • Abre los bronquios: su efecto broncodilatador lo convierte en una bebida especialmente útil para personas que padecen de asma, ayudando a despejar las vías respiratorias.

  • Fortalece el corazón: los flavanoides que contiene poseen propiedades protectoras para el sistema circulatorio, mejorando el estado de los vasos sanguíneos y reduciendo el riesgo de sufrir problemas cardíacos.

    También es bueno contra el colesterol, evitando que se deposite en las arterias.

  • Protege los dientes: los minerales que posee, entre los cuales encontramos el flúor, hacen que el té negro ayude a prevenir la caries, aunque para ello es preferible tomarlo sin azúcar como complemento.

Además de estos beneficios, hay quien usa el té negro para relajar los ojos empapando unos algodones con la infusión y aplicándolos en los párpados, fortaleciendo también la piel de la zona y ayudando a evitar las bolsas bajo los ojos.

Por su sabor intenso, este tipo de té puede tomarse sólo, aunque también puede añadirse un poco de limón o leche.

Con un par de tazas al día será suficiente para notar los beneficios, y es preferible evitarlo por la noche por su efecto estimulante.

Tampoco es del todo recomendable tomarlo después de comer porque el té puede favorecer la irritación de la mucosa gástrica, por lo que debe evitarse su consumo en caso de sufrir gastritis o úlceras.

Última actualización: 16/04/2014 a las 10:00

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo