Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Son los cigarrillos electrónicos una alternativa saludable?

Hombre con cigarro electrónico

Nos estamos acostumbrando últimamente a ver por las calles de nuestros pueblos o ciudades a personas utilizando los llamados cigarrillos electrónicos, y es que se han establecido como una alternativa al tabaco más que común gracias a la facilidad de uso, que encontramos tiendas especializadas en muchos sitios, y que podemos encontrar varios sabores.

Por otra parte, y quizás la más importante, estos cigarrillos los venden como una alternativa muy saludable, pero, ¿será esto cierto?.

Vamos a verlo.

Lo primero que tenemos que conocer de esta nueva generación de cigarrillos es el cómo funcionan o qué partes son las indispensables que los hacen funcionar.

En principio, está compuesto de dos pequeños cartuchos, uno es el que contiene el propilenglicol, que es el compuesto encargado de las labores de vaporización de las sustancias que realmente vamos a fumar.

Este compuesto está presente en muchos inhaladores, pero no por ello está exento de polémica, ya que puede producir algunos efectos nocivos como irritación de la garganta o de las vías respiratorias.

Además, según diversos estudios como los presentados en el Congreso Europeo de Respiratorio, el uso de estos cigarrillos puede provocar ahogo y tos.

El segundo cartucho es el que proporciona el sabor al vapor que vamos a fumar, pudiéndose encontrar con multitud de ellos, y siendo, por tanto, uno de los mayores atractivos para el uso de este aparato.

Sin embargo, se están detectando últimamente en estos cartuchos el uso de nicotina, una sustancia altamente adictiva, camuflada bajo estos sabores, por lo que el uso de estos cigarrillos también sería adictivo.

Cigarrillo electrónico

Y es que “La producción de estos sabores se vehiculiza con sustancias oleosas que los alvéolos de los pulmones no son capaces de absorber, de modo que se depositan en ellos formando una película de grasa que puede conducir a una reacción inflamatoria y provocar enfermedades intersticiales”, expone Joaquim Gea, presidente del Congreso Europeo de Respiratorio y jefe del Servicio de Neumología del Hospital del Mar, de Barcelona.

Algo realmente preocupante, al menos a mi parecer, es que en Europa no hay una legislación vigente que contemple la cantidad de ciertos productos, como la nicotina, presente en estos cigarrillos, y aunque se está contemplando una serie de normas que se encarguen tanto de este como de muchos otros aspectos, normalmente esto es lento.

En EEUU, en dónde se lleva utilizando más tiempo, si ha dado la voz de alarma, ya que entre los jóvenes, se utilizan estos cigarrillos como paso previo al tabaquismo ya que se utiliza como parte de la moda.

Podemos concluir, que si bien es cierto al fumar los cigarrillos clásicos, se queman muchas sustancias químicas tóxicas, y alrededor de 70 sustancias cancerígenas, algo que no sucede con los cigarrillos electrónicos, ya que estos vaporizan las sustancias que lo componen, pero en realidad, esto no exime a esta nueva generación de cigarrillos de todo riesgo, por lo que es una alternativa menos mala, pero en absoluto al punto de llegar a ser saludables.

Fuente | 20 minutos

Última actualización: 04/04/2014 a las 22:00

José Enrique Vacas

Foto José Enrique Vacas

Cordobés, licenciado en Ciencias Ambientales y estudiante continuo del medio. Aficionado al deporte desde que me conozco, interesado en innumerables temas y abierto siempre a nuevas experiencias. Siempre hay algún sitio por donde viajar y aprender.

Sigue leyendo