Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo es la mejor manera de acabar un entrenamiento

mujer relajándose

Normalmente hablamos de cómo tenemos que realizar un ejercicio, o del calentamiento, o de los estiramientos al final de la actividad que hemos escogido ese día, pero también debemos tener en cuenta que cuando hacemos cualquier actividad, no podemos parar en seco de hacerla, sino que tiene que ser paulatinamente la bajada de intensidad del ejercicio, ya que si no es de esta forma, podemos aumentar el riesgo de sufrir una lesión.

Para ello podemos seguir una serie de pasos que nos van a ayudar a ir relajando nuestro cuerpo poco a poco, haciendo que tanto nuestro pulso, como nuestra actividad física, se vayan relajando, por lo que los músculos van a ir paulatinamente bajando el ritmo de actividad, y evitando la posibilidad de sufrir algunas consecuencias como lesiones musculares u óseas y mejorando la vuelta a la actividad en la siguiente sesión. Para ello, os vamos a dar una serie de consejos.

Vuelta a la normalidad

Acabar entrenamiento

Cuando realizamos cualquier tipo de actividad, la sangre se acumula en los músculos que estamos trabajando, y es por eso que es conveniente que nos pongamos con una actividad que puede ser similar o no, dependiendo del ejercicio, pero a un menor ritmo, para que la sangre se concentre a niveles normales antes de realizar los estiramientos pertinentes.

Por ejemplo, si estamos haciendo trabajos de musculación en el gimnasio, es muy aconsejable que bajemos el ritmo o bien que hagamos ejercicios aeróbicos, realizando por lo tanto también estiramientos en estas zonas trabajadas.

Si estamos haciendo actividades como correr, ciclismo o ejercicios aeróbicos de más o menos alta intensidad, sería muy aconsejable seguir haciendo esta actividad, pero como ya hemos mencionado, a una menor intensidad, realizando movimientos de otras partes del cuerpo para repartir la sangre, y también podemos respirar profundamente haciendo así ejercicios de relajación cardíaca.

Estiramientos

Ya hemos hablado muchas veces sobre esta parte del entrenamiento, y es que los estiramientos son esenciales tanto para la recuperación muscular como para evitar tener lesiones y perder flexibilidad.

Debemos tener en cuenta que los estiramientos los tenemos que realizar cuando nuestro pulso y respiración hayan llegado a la normalidad, y que deben ser estiramientos estáticos, ya que si hacemos estiramientos dinámicos, sobre todo si son más agresivos, podemos sufrir micro roturas en los músculos.

Relajación e higiene

Cuando ya acabemos los ejercicios de estiramiento, es muy recomendable también realizar ejercicios de relajación, sobre todo en lo que tiene que ver con la respiración. Si los hacemos mientras nos duchamos sería algo óptimo. En el tiempo de ducha podemos alternar agua caliente y fría, para que así nuestra circulación se recupere antes. Además, si lo hacemos en unas duchas públicas, es más que aconsejable seguir unas normas mínimas de higiene, más que nada por la posibilidad de coger enfermedades muy conocidas, sobre todo los famosos hongos de pies.

Fuente: Foroatletismo

José Enrique Vacas

Foto José Enrique Vacas

Cordobés, licenciado en Ciencias Ambientales y estudiante continuo del medio. Aficionado al deporte desde que me conozco, interesado en innumerables temas y abierto siempre a nuevas experiencias. Siempre hay algún sitio por donde viajar y aprender.

Sigue leyendo