Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

curl de biceps Es uno de los ejercicios más repetidos en el gimnasio. Con él logramos fortalecer la parte superior de nuestro brazo con un movimiento de flexión de brazo que repetimos en infinidad de ocasiones a lo largo del día. A pesar de la sencillez del ejercicio, muchos caen en la trampa de creer que es difícil cometer errores ante un movimiento tan básico como es el curl, algo erróneo ya que pequeños fallos que cometemos pueden salirnos caros. Como en SportAdictos también nos preocupa tu salud, os informamos acerca de los errores habituales en este entrenamiento de brazos.

Mirarte el bíceps

curl de biceps

Algunos creen que por mirarse su cuerpo más veces los resultados serán aún más rápidos. Cuando ejecutamos el curl de bíceps la principal tendencia es agachar el cuello y mirar el recorrido de la pesa desde el inicio de la fase concéntrica hasta el final de la excéntrica.

La consecuencia de hacer esto deriva en nuestras cervicales, las cuales se ven sometidas a una presión mucho mayor de lo normal pudiendo provocar un desplazamiento de disco a largo plazo.

Los espejos en las salas de musculación no están únicamente por fines estéticos, como algunos creen, sino para visualizar correctamente el ejercicio sin tener que someter a otras estructuras corporales a esfuerzos innecesarios.

Balancear el cuerpo

Cuando el curl de bíceps se lleva a cabo de pie, es común observar un impulso del tronco a través de la cadera hacia adelante y hacia atrás en forma de balanceo.

La cadena cinética del movimiento se ve rota por completo con este error, algo a evitar si queremos prevenir lesiones dorsales en las lumbares y resto de estructuras adyacentes.

¿Por qué ocurre esto? La principal causa es el exceso de carga aplicado en la pesa. Debemos ir siempre en progresión, dominando la técnica en primera instancia antes de proceder a incrementar la carga.

El brazo contrario

¿Visualizas el ejercicio de curl de bíceps sentado con apoyo de codo en el muslo? ¿Qué tiendes a hacer con el otro brazo? Si te has dado cuenta la mayoría de la población apoya la mano en el muslo contrario.

Pues bien, de esta forma estamos anulando una gran cantidad de fuerza en el bíceps que está trabajando ya que la fuerza de apoyo del brazo contrario aumenta considerablemente.

Es algo que nadie suele darse cuenta y que hay que corregir para maximizar la actividad del bíceps implicado.

Abusar del curl

banco scott curl biceps

Otra tendencia bastante extendida por el mundo del culturismo. El curl de bíceps con mancuerna no es la única opción para desarrollar tus brazos, existen otras variantes que permitirán dar nuevos estímulos a tu organismo.

Los especialistas recomiendan que el curl de bíceps no sobrepase el 30% del programa de entrenamiento dedicado el bíceps.

Puedes incorporar bandas elásticas, poleas, dominadas supinas, barra larga, banco Scott y un largo etcétera.

La velocidad

La velocidad de ejecución determina en muchas ocasiones la efectividad del ejercicio. No es lo mismo hacer una repetición de press banca en 2 segundos que en 5.

Este factor varía el tiempo de tensión muscular, es decir, los segundos que nuestros músculos permanecen contraídos.

En el curl de bíceps puedes jugar con estos tiempos. Para que te hagas una idea, una vez hayas dominado un cierto peso con la mancuerna puedes probar a movilizar la misma cantidad de kilos pero con una secuencia 2:1:2.

Esto quiere decir que emplees dos segundos para levantarla, un segundo mantenida y otros dos segundos para bajarla. Notarás la diferencia.

Ahora que sabes los errores más frecuentes, no los cometas. Una buena salud muscular llevará a mejores resultados y, sobre todo, resultados funcionales.

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo