Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Dieta mediterránea: cómo y por qué seguirla

dieta mediterránea

Todos los entendidos coinciden en que la dieta mediterránea es una de las mejores opciones para estar saludable, y además es muy recomendable para mantener un peso adecuado.

De hecho, son muchísimos los estudios científicos a nivel internacional los que confirman y avalan los múltiples beneficios que aportan los alimentos típicos de la dieta mediterránea.

Sin embargo, es cada vez más habitual que se vayan abandonando estas costumbres referidas a la alimentación que eran tan típicas de la zona, por lo que es importante plantearse si realmente seguimos incluyendo sus componentes.

La dieta mediterránea, por otra parte, ha ido evolucionando con el tiempo, abandonando en gran medida la carne roja que antes era importante en ella, adaptándose a los nuevos descubrimientos y al estilo de vida cada vez más sedentario que llevamos y siendo el pescado en cierta manera su relevo.

En cualquier caso, los cambios han sido para mejor, por lo que vamos a ver algunos de los alimentos saludables que, combinados, conforman la dieta mediterránea, todos ellos con grandes propiedades:

Comida sana mediterránea

  • Aceite de oliva: el gran tesoro de la dieta mediterránea. El aceite de oliva aporta grasas beneficiosas, y se ha demostrado que su consumo en cantidades moderadas reduce el colesterol.

  • Frutas y verduras: se deben consumir entre cinco y seis piezas de fruta y verdura al día, aprovechando la gran variedad de posibilidades en este sentido que da la zona mediterránea.

  • Legumbres: son una muy buena fuente de proteínas de origen vegetal, por lo que es recomendable consumirlas unas tres veces por semana.

  • Frutos secos: se ha demostrado que tienen beneficios cardiovasculares, por lo que tomarlos sin excederse (un puñado al día) nos protegerá y no alterará en exceso nuestro peso.

  • Pescado: suele ser más recomendable que la carne porque tiene menor cantidad de grasa, y en muchos casos las que posee son beneficiosas, como el Omega-3.

    Por supuesto, también aporta proteínas.

Aun no habiendo dado una descripción exacta y estricta de lo que se debe comer en cada momento para seguir una dieta mediterránea y saludable, estos alimentos no deben faltar en el día a día.

Los estudios sugieren que seguir este tipo de alimentación ayuda a protegerse frente al cáncer gástrico, lesiones asociadas a pequeños infartos cerebrales e incluso reducir las posibilidades de padecer depresión, con lo que no conviene en absoluto adaptarnos a costumbres menos recomendables de otros sitios.

Última actualización: 16/04/2014 a las 20:00

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo