Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Las mejores actividades físicas para embarazadas

Con pelota suiza

Hacer ejercicio durante el embarazo puede ser muy beneficioso para ti y el bebé que está en camino. El ejercicio regular durante el embarazo puede aumentar tu estado de ánimo, mejorar el sueño y reducir los dolores asociados con el embarazo. Hacer ejercicio durante el embarazo puede ayudar a prevenir la preeclampsia y la diabetes gestacional. También mantiene tu cuerpo fuerte para que sea más propenso a perder el peso que con el embarazo has ganado.

Después de toda la pérdida de músculo que hemos sufrido durante el embarazo, debemos ponernos en marcha después del parto para recuperar nuestra forma. O podríamos trabajar para mantenerla durante el embarazo mediante la aplicación de estos ejercicios que podrían convertirse, sin ánimo de equivocarme, en vuestra rutina diaria.

Algunos de los ejercicios están dedicados a aumentar la frecuencia cardíaca, manteniendo el cuerpo flexible y gestionando el aumento de peso, así como conservando la masa muscular sin causar estrés ni a ti ni al bebé. Estos ejercicios son, por lo general, seguros, pero asegúrate de consultar a tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios durante el embarazo.

Con bandas elásticas

Caminar

Caminar es un gran ejercicio para el embarazo. Es de bajo impacto para que no se dañen las rodillas o los tobillos. Se trata de un ejercicio de intensidad moderada que ayudará a mantener tu nivel de azúcar en sangre estable. También es probablemente el ejercicio más fácil de hacer, ya que no requiere ningún equipo, tan solo unas buenas zapatillas. Además, se puede hacer en cualquier lugar.

Natación

La natación es un ejercicio maravilloso durante el embarazo. Trabaja los grupos musculares grandes y pequeños, y proporciona beneficios cardiovasculares, pero es de bajo impacto, ya que se encuentra en el agua. La natación es aclamada como una de las mejores actividades que puedes hacer durante el embarazo, ya que tiene la capacidad de aumentar en gran medida la cantidad de oxígeno que tu cuerpo puede transportar sin mucho riesgo de lesiones. Hay algunas precauciones que se deben tomar. Intentar nadar en piscinas o lagos no tratados, es decir, naturales.

En la piscina

Ejercicios aeróbicos de bajo impacto

El Aerobic como tal es de bajo impacto y ayuda a fortalecer tu cuerpo y mantener el corazón fuerte. Con cualquier ejercicio cardiovascular se ha demostrado que aumenta el tamaño de la placenta permitiendo más oxígeno y nutrientes que llegan al bebé. Esto también le permitirá tener más energía durante el parto.

Bailar

Esto tiene muchos de los mismos efectos que los ejercicios aeróbicos, con la diferencia de la diversión que aquí se sucede. Puedes unirte a un grupo y conocer a otras mamás embarazadas. Mientras que bailan durante el embarazo trata de evitar el baile que crea movimientos muy bruscos. Puede que no quieras hacer esto después de que tu vientre comience a ser demasiado grande. Hay muchas actividades dirigidas relacionadas con diferentes estilos de baile.

Estirando

Yoga

El Yoga ayuda a mantener la masa muscular flexible y fuerte. El yoga prenatal se ha demostrado que ayuda a mejorar el sueño, reducir el estrés y la ansiedad, aumentar la fuerza, la flexibilidad y la resistencia de los músculos necesarios durante el parto. Además disminuye el dolor de la zona baja de la espalda, reduce las náuseas y rebaja la disnea. También disminuye el riesgo de parto prematuro, hipertensión inducida por el embarazo y la restricción del crecimiento intrauterino. Asegúrate de que cuando busques tu primera clase de Yoga, esté diseñada para madres embarazadas.

Estiramientos

El estiramiento es genial para mantener el cuerpo flexible y evitar que tus músculos se deformen. El estiramiento puede ser muy beneficioso para aliviar el dolor o la tensión durante los muchos cambios que tu cuerpo experimenta durante el embarazo.

Levantando pesas

Entrenamiento con pesas

El entrenamiento con pesas es generalmente mejor si es de bajo impacto, sobre todo si habíamos entrenado alguna vez con ellas. Reducir la cantidad de peso que levantabas o asegurarse de que estás haciendo los movimientos lentos y controlados. Un buen consejo para el entrenamiento con pesas sería hacer ejercicios de peso corporal, con muchas repeticiones en lugar de con pesos más altos y menos repeticiones.

Durante los periodos de gestación la mayoría de embarazadas no se atreven a hacer ejercicio físico. Quizá algunas caminan solamente, pero el resto de actividades aquí mentadas no se suelen tocar. No pasa nada, solo que debemos visitar a nuestro médico que nos aconsejará unas u otras, según el estado de tu embarazo. No debes tenerle miedo al ejercicio físico durante el embarazo.

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing online y perfeccionamiento de medios. Siete años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo